viernes, 24 septiembre 2021
06:37
, última actualización
Economía

La COAG tilda el año agrario de 'difícil' en Andalucía

La subida de los costes de producción y la caída de precios en origen a niveles de hace quince años han sido las mayores dificultades sufridas por el sector agrario sevillano en 2008, según el balance presentado por la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG).

el 15 sep 2009 / 19:39 h.

La subida de los costes de producción y la caída de precios en origen a niveles de hace quince años han sido las mayores dificultades sufridas por el sector agrario sevillano en 2008, según el balance presentado por la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG).

Este año sí ha sido "razonable" en cuanto a la producción, según el responsable provincial de la COAG, José Antonio García, que también ha admitido en rueda de prensa que ha traído "importantes acuerdos" para el sector, como los logrados en materia fiscal, además de la devolución del Impuesto Especial de Hidrocarburos y la puesta en marcha, a partir del 1 de enero de 2009, del gasóleo profesional agrícola.

Respecto al empleo, García ha destacado que en el sector agrario sevillano se mantiene estable y se ha convertido, incluso, en "refugio" ante la situación de crisis que afecta más a otros sectores, de forma que mientras desciende el número de afiliados a la Seguridad Social, se ha producido un incremento en el Régimen Especial Agrario.

La incertidumbre sobre la disponibilidad de agua para riego ha provocado "graves consecuencias", según la COAG, en cultivos como el tomate, con una caída del 50% de la superficie, que también se ha reducido en el caso del algodón por las incidencias de las plagas, y en la remolacha por la nueva OCM del azúcar, aunque no habrá pérdidas económicas en esta campaña gracias al acuerdo alcanzado con la Consejería para el mantenimiento de los ingresos.

En cuanto al olivar, el principal problema ha sido el descenso de los precios en origen hasta mínimos "históricos", que la COAG achaca a la "labor especulativa" de las industrias que controlan la comercialización, por lo que pide el establecimiento de un contrato tipo para garantizar precios rentables.

  • 1