sábado, 31 octubre 2020
07:58
, última actualización
Local

La crisis del ladrillo potencia la rehabilitación de viviendas

Los aparejadores están sufriendo en primera persona los efectos de la crisis. El sector ha registrado ya un descenso del 40% en los visados de obras, según el presidente del Colegio de Aparejadores de Sevilla, Antonio Solís. Por este motivo necesitan "abrir campos" y uno de ellos es el de la rehabilitación.

el 15 sep 2009 / 21:35 h.

TAGS:

Los aparejadores están sufriendo en primera persona los efectos de la crisis. El sector ha registrado ya un descenso del 40% en los visados de obras, según el presidente del Colegio de Aparejadores de Sevilla, Antonio Solís. Por este motivo necesitan "abrir campos" y uno de ellos es el de la rehabilitación. Es tal la demanda de información que la Jornada sobre Rehabilitación del Casco Norte de Sevilla que el jueves organizó el Colegio congregó a más de 200 aparejadores y arquitectos técnicos.

"Hay mucha demanda dada la situación económica que atravesamos y la rehabilitación de edificios no protegidos, es decir, la restauración del día a día es una nueva vía de trabajo para muchos, sobre todo porque en esta parcela tenemos plena competencia y capacidad", explicó Solis.

Desde el Colegio se apuesta por la formación de calidad y por compensar la falta de trabajo en algunas áreas con la potenciación de otras, como es el caso de la rehabilitación de viviendas. "Muchos jefes de obra de promociones de pisos se han quedado en el paro y eran aparejadores", lamentó Solis, quien apostilló que los profesionales están "ávidos" de trabajo.

Según Emilio Minguito Carrión, jefe de sección de Conservación de la Gerencia de Urbanismo, la jornada sobre la rehabilitación de viviendas tenía como objetivo informar a los aparejadores y arquitectos técnicos del trabajo puesto en marcha por las administraciones y de su mecánica, así como hacer que estos profesionales sean "vehículo de difusión" del Plan Concertado de Vivienda y Suelo. Y es que, la labor de Junta y Ayuntamiento depende de la implicación de los propietarios de pisos y edificios antiguos, en propiedad o de alquiler.

Sólo en uno de los cinco programas en marcha, el de rehabilitación autonómica, se han tramitado ya más de 300 expedientes que se traducen en mejoras en otras tantas viviendas.

  • 1