domingo, 26 septiembre 2021
10:10
, última actualización
Cultura

LA REINA ISABEL II IMPONE SILENCIO A SUS SIRVIENTES

Hace mucho, mucho tiempo, el cocinero de palacio Mervyn Wycherley recibió una felicitación de cumpleaños muy especial de Lady Di. Una tarjeta coronada con condones de todos los colores y estrías en las que la princesa le felicitaba personalmente. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 20:29 h.

Hace mucho, mucho tiempo, el cocinero de palacio Mervyn Wycherley recibió una felicitación de cumpleaños muy especial de Lady Di. Una tarjeta coronada con condones de todos los colores y estrías en las que la princesa le felicitaba personalmente. La vendió hace poco por 1.300 libras, casi 1.400 euros, haciendo negocio del que podría ser uno de los últimos chismes revelados sobre la Casa Real británica. La reina Isabel II de Inglaterra ha decidido silenciar todos sus sirvientes.

Los empleados de palacio han recibido la orden de devolver todos los recuerdos cuando abandonen el trabajo. Escritos, memorandos reales, regalos y cualquier otro objeto que sirva para hablar sobre la familia real. "Es como trabajar para el MI5 -servicio secreto-", denunció un sirviente al tabloide británico News of the World.

La reina Isabel II ha tenido que adoptar esta decisión después de que su ex mayordomo Paul Burrell hiciese una fortuna con sus conexiones con palacio. Así, todos los sirvientes que hablen de cualquier aspecto de la familia real con sus allegados y amigos.

Cualquier objeto tendrá que ser devuelto. Da igual que sean inocentes notas de la compra escritas a mano o felicitaciones navideñas. Todo, lo que incluye los diarios personales de los empleados. El encargado jefe de palacio, David Walker, ha notificado las nuevas medidas a todo el personal, más de 200 personas incluidos mayordomos, costureros, cocineros y limpiadores.

  • 1