viernes, 23 octubre 2020
10:15
, última actualización
Local

Lamari de Chambao: "Es normal que los grupos se separen, pasan cosas y de la mitad ni te enteras"

La cantante presenta esta noche en la Sala Custom su nuevo disco, sin título, con el que rompe cinco años de silencio en los que asegura que ha estado “viviendo”.

el 08 jun 2012 / 19:54 h.

TAGS:

Lamari de Chambao.

Han pasado cinco años desde que Chambao lanzó Con otro aire, su último disco de estudio. El 8 de mayo el grupo malagueño publicó un nuevo álbum, sin título, coinciendo con el décimo aniversario de la banda. Lamari vuelve con ganas de pisar escenarios, con una gira que esta noche recala en la Sala Custom.

-¿Qué tiene que ver este Chambao con el de hace diez años?
-Han pasado muchas cosas, personales y profesionales. Dentro de la música hemos evolucionado. Empezamos con un estilo inventado que llamamos flamenco chill, aunque no sabíamos muy bien si era flamenco, electrónica o qué, así que le pusimos ese nombre con la guasa. Al cabo de los años, del desgaste del día a día, la formación se fue transformando y disminuyendo. Empezamos siendo cuatro -Daniel Casañ, Eduardo Casañ y Henrik Takkenberg- pero se fueron yendo todos. En 2005 grabamos Poquito a poco, me detectaron un cáncer y me centré en mi salud... Esperé a la primera quimio y vi que el cuerpo me pedía actividad, así que retomamos la promoción. Y luego seguí en solitario con Chambao.

-¿Tan grande fue el desgaste? De ser cuatro a quedarse sola.
-Pasa en todos los grupos. Es normal que se separen. Esto es una aventura, pasan cosas y de la mitad ni te enteras. A ElEdi y Dani los sigo viendo. A la familia de Henrik no.

-Hace cinco años que no se la ve. ¿Qué ha hecho?
-Vivir. Algunas veces he compuesto, otras he intentado pagar las facturas, he estado en mi casa... necesitaba estar tranquila sin calendarios, horarios, viendo a mi familia, con cumpleaños y comuniones. He estado viviendo.

-El mundo ha cambiado mucho en cinco años. ¿Hay reflejo de esto en su nuevo disco?
-La maldita crisis. Está un poco pesado ya el tema. No me ha salido ninguna canción que hable de eso. Desempleo ha habido desde que el mundo es mundo, aunque de unos años para acá es más latente en todas las familias.Yo creo que todo esto se irá transformando en algo positivo. Hay que adaptarse a las nuevas posibilidades, entre comillas, que puede ofrecer el poco trabajo que hay.

-¿Qué temas aborda el disco?
-Pues lo que me iba saliendo. Algunas canciones son experiencias y otras no. Por ejemplo, Al aire habla de qué pasa cuando se necesitan unas vacaciones y te las pegas.Hay canciones que son antídotos para cuando te pasa algo chungo. Madre Tierra, por ejemplo, es una colaboración con Ismael Tamayo, en la que luce muy bien su voz. Es un tema que engloba todo el disco y le da sentido.

-¿Y mantiene ese estilo del flamenco chill?
-No sé si es por nacer en Málaga o por mi generación, pero a mí lo que me gusta es la fusión. Es como un juego. Tiras de tus gustos musicales y de lo que te encuentras. Las mismas canciones te van contando qué instrumentos vienen mejor. Por ejemplo, en este álbum he introducido la kora, un instrumento africano de cuerdas que mezcla el arpa y el laúd y que le venía muy bien al disco. Tiene ese aire mediterráneo que me gusta. Hay que enriquecer el panorama. Hay instrumentos curiosos.

-¿Por qué no lleva título?
-¿Tiene que llevarlo? No hay ningún disco de Chambao que se llame así, Chambao. Barajé algunos que estaban chulos, pero de repente... pensé que sólo Chambao. A Sony le gustó. No me planteé por qué. La gente es la que da a las cosas significados. Abogo por la sencillez.

-¿Cuánto le debe Chambao a aquella campaña de promoción turística de Andalucía?
-Turismo nos ofreció coger el principio de la canción Estás tú para ese anuncio durante un año. Luego la campaña duró seis, y nosotros encantados. Todo suma.

-¿Cómo está resultando volver a salir de gira?
-Ahora se parece más a como era hace diez años. Vamos a taquilla por salas, que es como empecé. Luego vino el rollo del caché.

-¿Qué le parece ese cambio?
-El mercado se ha normalizado, porque hace unos años estaba disparado. Desde mi punto de vista está igual de mal cobrar una porquería por tu trabajo que algo sobrevalorado. Ahora está más normalizado. Lo que pasa es que debería tocar a más sectores. El fútbol sigue estando estratosféricamente exagerado.

-No se crea que volvemos diez años atrás. Le pregunto por OT, pero no por el reality, sino por Operación Talento.
-Todo el que quiera un sueño está en su derecho de perseguirlo, pero 23.000 euros es mucha pasta, creo que se podrían invertir en cultura o sanidad. Ahora, si la gente adora al alcalde porque va a conseguir su sueño a través de un OT...

  • 1