Menú
Local

Liberado un 'narco' tras el robo en la Jefatura Superior de Policía

El robo de 100 kilos de droga en la Jefatura de Policía de Sevilla obligó a suspender un juicio por narcotráfico de cinco kilos de cocaína, cuyo presunto autor, que se enfrentaba a 12 años de cárcel, quedó inmediatamente en libertad.

el 15 sep 2009 / 19:22 h.

TAGS:

El robo de 100 kilos de droga en la Jefatura de Policía de Sevilla obligó a suspender un juicio por narcotráfico de cinco kilos de cocaína, cuyo presunto autor, que se enfrentaba a 12 años de cárcel, quedó inmediatamente en libertad. El cambiazo de la droga por harina hace imposible demostrar su culpabilidad.

La Audiencia Provincial de Sevilla suspendió el juicio contra un joven acusado de introducir en España, vía aérea, cinco kilogramos de cocaína, cuyo contraanálisis puso de manifiesto que la sustancia intervenida no era droga, sino harina. De esta forma se destapó la desaparición de 100 kilos de estupefacientes de la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Occidental, un robo o desviación que se está investigando en estos momentos. Ante la falta de acusación probada, el hombre quedó en libertad de inmediato.

El letrado del procesado, Pedro Mancera, explicó que la sustancia intervenida a su cliente "no era droga", como se demostró en un análisis que hizo Sanidad a las sustancias que la Policía intervino camufladas en máquinas para hacer masa en el aeropuerto de San Pablo, el pasado mes de febrero. Por eso el fiscal, que reclama 12 años de prisión para el inculpado, ha solicitado nuevas pruebas con el objeto de descubrir qué sustancia fue realmente la intervenida. A juicio del abogado "todo está claro", ya que, según defendió, su cliente "es inocente".

La detención de este joven, que ingresó en prisión el pasado 8 de febrero, fue practicada por la Policía al detectar en el interior de sus maletas tres máquinas de hacer masa con supuesta cocaína. El hombre, natural de Palma de Mallorca, iba a poner un negocio de churros en su cuidad y para ello compró estas máquinas, que fueron interceptadas en el Aeropuerto de San Pablo en un vuelo procedente de Brasil, vía Lisboa. Los análisis policiales determinaron quela sustancia que guardaban estos aparatos era droga, mientras que Sanidad, en un análisis posterior, no halló tal sustancia, sino que determinó que se trataba de harina, un polvo similar en apariencia pero que nada tiene que ver con la droga.

Todo esto sirvió para descubrir que de los calabozos de la Jefatura Superior de Policía habían desaparecido 100 kilos de droga. Por este motivo, Asuntos Internos lleva ya seis meses en Sevilla investigando las circunstancias que rodean a la desaparición de los estupefacientes depositados en dependencias usadas casi en exclusiva por la Unidad contra la Droga y el Crimen Organizado (Udyco).

Casi un cuarto de los 100 kilos de estupefacientes desaparecidos de los almacenes que la Policía Nacional tiene en su sede de la avenida de Blas Infante correspondería a heroína, mientras que el resto sería cocaína. Según las primeras hipótesis, quien quiera que sustrajera la heroína y cocaína de estos almacenes cerrados bajo llave fue retirando distintas cantidades de estupefacientes y sustituyéndolas por sustancias similares para no ser descubierto.

  • 1