lunes, 21 octubre 2019
09:28
, última actualización
Local

Los arqueólogos supervisan las obras en el centro cultural La Almona

El equipo de gobierno de Dos Hermanas aprobó la revisión de las excavaciones arqueológicas que se están haciendo para la ampliación del centro cultural de la Almona. El céntrico edificio triplicará su superficie, aunque todavía queda más de un año para que se vea terminado.

el 15 sep 2009 / 22:04 h.

TAGS:

El equipo de gobierno de Dos Hermanas (PSOE) aprobó la revisión de las excavaciones arqueológicas que se están haciendo para la ampliación del centro cultural de la Almona. El céntrico edificio triplicará su superficie, aunque todavía queda más de un año para que se vea terminado.

Este proyecto se incluye en un paquete de trabajos arqueológicos en distintos puntos de la ciudad por un importe de aproximadamente 8.800 euros, si bien destaca el caso de la calle La Mina, donde se sitúa La Almona, un edificio que actualmente está siendo ampliado para sumarle 2.000 metros cuadrados a los 900 que ya existen.

El portavoz municipal del PSOE, Agustín Morón, explicó que "este servicio es un trámite que se tiene que hacer por ley". En este sentido, expuso: "Determinados tipos de actuaciones necesitan un asesoramiento arqueológico, y nosotros hemos aprobado esos pagos una vez certificadas las correspondientes obras".

Otros lugares donde se está construyendo actualmente y precisan de un seguimiento arqueológico son algunas áreas del distrito de Quintos y el entorno de la calle Torre de los Herberos.

Los operarios que trabajan en la ampliación de La Almona ya encontraron restos arqueológicos en mayo de 2008. Concretamente se trataba de una vasija de aceite y un molino, que formaban parte de la labor de la antigua hacienda de Montefrío, donde hoy se ubica el centro cultural. Se trata, de hecho, de un edificio catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC).

El Ayuntamiento de Dos Hermanas contrató entonces a un arqueólogo para que diera una valoración sobre los vestigios encontrados. Tras ser estudiados, se concluyó que estos restos arqueológicos carecían de interés y fueron entregados a los expertos de la Consejería de Cultura, por lo que las obras pudieron continuar con el plazo previsto. Su periodo de ejecución es de 24 meses.

El concejal de Obras Públicas, Francisco Rodríguez, calificó este proyecto como el más importante de la ciudad, si no se tienen en cuenta las grandes obras de infraestructuras, como la ampliación de la línea 1 del Metro de Sevilla o el desarrollo de los polígonos.

La ampliación consistirá en la construcción de un sótano, donde irá un salón de actos con un aforo de 200 personas; una planta baja con salas de reuniones; y tres en altura, que albergarán despachos y talleres, todo complementario al inmueble actual, que se respetará, aunque también se le dotará de algunas comodidades como aire acondicionado, del que actualmente carece el recinto.

Otro de los cambios que pretende hacerse es una fachada nueva, con un estilo neutro y diferente a los edificios que hay en La Mina, donde estará la entrada principal, según proyecto del arquitecto Ignacio Crespo.

  • 1