miércoles, 16 octubre 2019
02:27
, última actualización
Economía

Los sindicatos toman la calle contra el paro

Lo del jueves en Sevilla no fue más que el arranque de un "proceso largo". Los delegados sindicales de CCOO y UGT en la provincia dieron el pistoletazo de salida a las movilizaciones planteadas en la región andaluza.

el 15 sep 2009 / 22:33 h.

Lo del jueves en Sevilla no fue más que el arranque de un "proceso largo". Los delegados sindicales de CCOO y UGT en la provincia dieron el pistoletazo de salida a las movilizaciones planteadas en la región andaluza que se celebrarán en las próximas semanas. El objetivo: engrasar la máquina sindical para estar "fuertes" cuando la situación empeore.

Las banderas sindicales tomaron el jueves la Universidad. Más de un millar de delegados de los dos sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO, se dieron cita en la nueva Facultad de Derecho de Sevilla para escenificar el arranque de una serie de movilizaciones que se llevarán a cabo en la comunidad, que culminará el 22 de abril con una concentración en la capital hispalense.

"El objetivo de estas acciones es ir haciendo una puesta a punto de las estructuras sindicales, porque UGT y CCOO deben estar dispuestas a combatir para apoyar a los trabajadores, que no son los responsables de la crisis", aseguró el secretario general de UGT Andalucía, Manuel Pastrana, que añadió que volcarán todo su esfuerzo en el 1 de mayo, cuando se planeará un nuevo calendario de movilizaciones.

Se trata de un movimiento de organización "donde no vamos a dejar que los partidos políticos nos marquen los calendarios, porque iremos incrementando el calado de nuestras protestas no sólo contra los que abordan reformas que afectan a los trabajadores, sino contra quienes han sido los responsables de la actual situación y los que van contra nuestros derechos", destacó.

"Si siguen así, tendremos que hacer la primera huelga general contra la patronal y contra los intereses bastardos de los empresarios porque si estamos en esta situación es por la rapiña y el robo de éstos, que han hecho de las malas prácticas y el pelotazo su modus operandi en las últimas décadas", denunció.

Éstas fueron algunas de las consignas lanzadas desde el salón de actos de la Facultad de Derecho de la Universidad hispalense -donde se celebró la asamblea de los delegados- y en la que también intervinieron los secretarios provinciales de la UGT y de CCOO de Sevilla, Juan Antonio Gilabert y Alfonso Vidán, así como los líder regional de CCOO, Francisco Carbonero.

"Queremos fortalecer nuestra situación en los centros de trabajo porque la empresa es el primer lugar en el que hay que defender el empleo", señaló por su parte Carbonero. El dirigente de CCOO destacó además que "en un momento determinado se trasladaron incentivos a las empresas para que crecieran y ahora no escucho a nadie pidiéndole a la patronal andaluza que inviertan parte de los beneficios que obtuvieron en la época de bonanza en la creación de empleo".

En este sentido, Pastrana, apoyado por el propio Carbonero, apuntó la necesidad de crear un nuevo instrumento financiero, en forma de entidad o agencia dependiente de la Consejería de Economía de la Junta, que "aborde y saque adelante de forma ágil proyectos que puedan generar empleo a corto plazo" y que "reoriente las subvenciones a las empresas para atajar las malas prácticas" de la patronal.

De todos los colores. El recinto, hasta la bandera. Más de un ciento de personas se tuvieron que quedar en el patio de la Facultad escuchando por los altavoces las intervenciones de sus líderes sindicales, al no haber hueco en la sala. Monos de trabajo de los empleados de Syrsa Renault, sudaderas reivincativas de los mineros de Boliden y pañuelos azules al cuello de los representantes de los trabajadores de Cerámicas Bellavista se unían por primera vez bajo un mismo lema: En defensa del trabajo y la protección social, justo la consigna que recogía la pancarta que abría la manifestación, que partió de la misma Universidad (antigua Pirotecnia) hasta la plaza de Don Juan de Austria, en el Prado de San Sebastián.

El encargado de leer el manifiesto conjunto de las dos centrales sindicales fue el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, que también asistió a la asamblea de los trabajadores celebrada anteriormente.

"Es la primera toma de contacto de todos los delegados para hacer ver que la cosa está muy fea, que hay que tener unidad de acción para hacer frente a la coyuntura actual", destacaba un empleado de Cerámicas Bellavista, Rafael Monge. Su empresa ha anunciado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) extintivo para 191 de sus 242 trabajadores, ya que la firma "planea llevarse la producción a zonas más baratas, como Portugal o China".

Combativos se están mostrando también en los últimos meses los mineros de Boliden. "Hemos visto que el punto de vista de los dos sindicatos coincide con el nuestro, porque lo mismo que está haciendo la patronal con los trabajadores lo estamos viviendo nosotros con la Junta, que no cumple con lo firmado", precisó por su parte el portavoz de este colectivo de trabajadores, Juan José Fernández.

  • 1