miércoles, 11 diciembre 2019
17:44
, última actualización
Deportes

Los ultras indignan al club y sacan de quicio a Del Nido

El presidente del Sevilla FC, José María del Nido, se mostró indignado por la actitud de ciertos aficionados radicales que provocaron la vergonzante pelea tras el partido en Rota, a los que insultó gravemente.

el 14 jul 2012 / 15:49 h.

"¡Son unos hijos de putas! ¡Yo me mataba con ellos!", fueron los insultos que profirió el máximo dirigente del club nervionense mientras no daba crédito a la invasión de campo y lamentable pelea que estaba contemplando.

Como no podía ser de otra manera, los tristes incidentes protagonizados por ultras sevillistas a la conclusión del partido amistoso disputado en el campo de la UD Roteña en la noche del viernes colearon durante todo el día e hicieron merma en el ánimo de toda la entidad de Nervión y en especial en el de su presidente, José María del Nido.

Visiblemente enojado por lo acontecido en la localidad gaditana, a las mismas puertas del recinto lanzó sin ambages unas duras palabras contra los autores de una batalla campal tan brutal como inexplicable y que fueron captadas por las cámaras de Cuatro TV así como las de Canal Sur.

El máximo dirigente del Sevilla FC se mostró indignado por la actitud de los aficionados radicales que provocaron la vergonzante pelea tras el partido. Y no se cortó un pelo, es más, lo visto le sacó de quicio hasta el punto de proferir graves insultos: “¡Son unos hijos de putas! ¡Yo me mataba con ellos!”, fueron las lindezas que les dedicó por no dar crédito a la invasión de campo y lamentable pelea que acababa de contemplar.

Unas duras palabras que fueron recogidas por las cámaras. Y es que Del Nido, terriblemente enojado con el comportamiento de los ultras en el estadio Arturo Puntas Velas, fue más allá y siguió maldiciendo: “¡Qué hijos de putas los Biris estos! Donde van, forman el lío. ¡Qué vergüenza! Es asqueroso, la imagen que dan... Y la Policía podría haberlos cogido”, decía extrañado por que nadie hubiese cortado de raíz la violencia en el campo.

Lo cierto es que el encuentro contó con escasos efectivos policiales, así se lo explicó un responsable del municipio, debido a que en la localidad gaditana se celebraba simultáneamente al partido un concierto múltiple de varios artistas (en concreto, la tercera edición de ‘AlRumbo’ Festival) y a que no se trataba más que de un partido amistoso de fútbol.

NOTA DEL CLUB

Tan mal cuerpo dejó el 'espectáculo post-partido' que la entidad nervionense no dudó en atribuir la culpabilidad de los hechos a sus seguidores radicales y a asumir en cierto modo su cuota de responsabilidad, de tal modo que hizo pública una nota en la que anunciaba que tomará medidas y que piensa expulsar a los autores de los actos vandálicos ocurrido en el Arturo Puntas Vela de Rota.

El comunicado empezaba con la siguiente denuncia: “Vuelven a manchar la imagen del club, que al tiempo que pide disculpas por lo sucedido se compromete a trabajar para expulsar a los violentos de su afición”.

Y a continuación, rezaba el texto que reproducimos de forma íntegra: “Una vez más, los ultras del Sevilla FC han dejado mal parada la imagen del club que dicen defender. Al término del partido amistoso contra la Roteña provocaron una batalla campal en el mismo terreno de juego y los aledaños, enfrentándose a aficionados locales. Así las cosas, al comienzo del partido, como ya hicieran en el  Pizjuán, encendieron bengalas al borde del terreno de juego, pese a conocer su no permisibilidad en los estadios.

El hecho de que fuera un partido de verano hizo que hubiera pocos efectivos, tanto de la Policía Local como Nacional, aunque afortunadamente se emplearon a fondo para tratar de frenarla. Ya durante el partido el grupo de ultras estuvo a punto de saltar al terreno en varias ocasiones.

No es la primera vez que los ultras sevillistas dan la nota por el mero hecho de darla, como ocurrió el verano pasado en San Fernando o en repetidas ocasiones en el Sánchez-Pizjuán. El club quiere pedir disculpas a la afición de Rota y todos los aficionados al fútbol en general por el comportamiento de este grupo de salvajes del que la entidad se siente verdaderamente avergonzada. 

El Sevilla FC desea expresar su firme voluntad de tomar las medidas necesarias para evitar que se repitan incidentes como éste y conseguir expulsar a los violentos e indeseables de su noble afición”. Pues a ello.

  • 1