jueves, 26 noviembre 2020
10:49
, última actualización
Local

Moda más allá de volantes

Andalucía de Moda arranca con el Certamen de Diseñadores Noveles que tuvo como ganadora a Carolina Rodríguez con ‘Silver blood’, una propuesta onírica llena de contrastes

el 10 dic 2013 / 20:57 h.

TAGS:

Foto: Chema Soler Foto: Chema Soler Una nueva edición de Andalucía de Moda arrancó ayer en el hotel Alfonso XIII de la capital hispalense con el IX Certamen de Diseñadores Noveles, donde los nuevos valores de este sector pudieron mostrar sus propuestas para esta temporada. De todo hubo. La sevillana Helena Moral se hizo con la Mención Especial del jurado, con su colección Mira una moderna, mientras que la participante onubense Carolina Rodríguez se alzó con el Primer Premio gracias a Silver blood, una propuesta llena de contrastes que navega por mundos oníricos. “Es una colección muy popera, donde destacan los colores básicos. El objetivo es que fuesen diseños ponibles aunque con un punto de patronaje y confección”, resaltó la sevillana antes de conocer que recibiría la mención del jurado. En cualquier caso, y a pesar de que las distinciones se traducían en un premio en metálico para completar la formación, insistía en una idea. “No me gustaría irme de Sevilla. Creo que aquí hay mucho talento y se pueden hacer bastantes cosas más allá de los trajes de flamenca. Es cierto que la sociedad sevillana es muy clásica pero hay que abrir nuevas opciones”, defendía. Ahora lucha por colocar sus modelos en tiendas de Madrid, Barcelona y Sevilla para que su trabajo le reporte beneficios. La joven creadora Inma Linares, también sevillana, apuesta por combinar las dos cosas. “Yo hago trajes de flamenca y pret a porter, pero son cosas distintas, hago que cada colección tenga un estilo diferenciado porque la inspiración no surge del mismo sitio”, sentencia. Grace fue la colección que presentó en el desfile de ayer, donde las prendas pasaban de las faldas a los shorts estampados, vestidos, bomber, abrigos y pantalones, con detalles en guata para conseguir un efecto voluminoso. También Raúl Seco apuesta por combinar las dos cosas. “También hago flamenca, aunque a todos los que estamos aquí nos gusta hacer también otras cosas; el mundo de la moda estaba antes más apagado pero poco a poco van surgiendo diseñadores noveles como nosotros que están mostrando nuevos puntos de vista”, asegura el diseñador, también sevillano, cuya colección, Deconstructed column, está inspirada en columnas griegas y arquitectura rusa. Junto a ellos, la malagueña Lorena Subires, que con Ixchel apostó por la figura y la cultura maya. Inma Garrain, de Sevilla, se decantó por el negro en Azabache, donde mezcla líneas simples y depuradas con sofisticados patrones con voluminosas mangas globo. La vencedora del certamen, Carolina Rodríguez, triunfó con Silver blood, donde representa a la mujer femenina de autoestima enérgica, inspirado en un ser como el unicornio, de ahí el nombre de la colección. La gaditana Maura Revuelta se inspiró en el arte naïf en Aduana, en la que predominan los tonos vivos y vanguardistas, como los colores flúor, mientras que Gracia Romero se inspira en el Templo de Loto en su colección Padma. Por último, el granadino Rafael Núñez, con la firma Rafnuro, dio el toque de color con Botánicus Cerulius, con las flores como protagonistas en el vestuario masculino. La primera jornada se completó con el Espacio Moda Emprende, donde Patricia Bazarot, Felipe Duque, Lighthouse 001 y Alejandro Berro mostraron sus colecciones para esta undécima edición de Andalucía de Moda. El broche final lo puso el sevillano Daniel Carrasco, con una colección inspirada en Julio Romero de Torres en la que recreó el universo artístico del pintor cordobés. Desde 2000, Carrasco preside preside la Asociación de Diseñadores Empresarios de Moda de Sevilla (Ademos) y ha desfilado en Gaudí y Cibeles, entre otras pasarelas de reconocido prestigio.

  • 1