lunes, 20 septiembre 2021
04:05
, última actualización
Local

Obama presidente

Se ha podido constatar que el electo Presidente Obama ha concitado en su campaña electoral las ilusiones de millones de compatriotas y también de muchos ciudadanos del resto del mundo. Próxima su toma de posesión, le llega el momento de responder: en sus manos está la posibilidad de que EEUU recupere la iniciativa en el diseño de un nuevo orden global...

el 15 sep 2009 / 19:48 h.

Se ha podido constatar que el electo Presidente Obama ha concitado en su campaña electoral las ilusiones de millones de compatriotas y también de muchos ciudadanos del resto del mundo. Próxima su toma de posesión, le llega el momento de responder: en sus manos está la posibilidad de que EEUU recupere la iniciativa en el diseño de un nuevo orden global más justo, más igualitario y más avanzado tanto en el orden económico como en el político.

En el orden económico le espera la gestión de la mayor crisis económica desde la gran depresión de 1929. Y ya se ha comprometido a poner en marcha el mayor plan de gasto público (infraestructuras y tecnología) habido en el país y a crear, durante su mandato, 2´5 millones de nuevos puestos de trabajo. Un proyecto de reconstrucción económica de inspiración Keynesiana comparable con el new deal de Roosevelt.

En el orden político tendrá que realizar cambios estratégicos para que Washington recupere la iniciativa internacional en el nuevo orden global y, entre otros, aceptar que ni el unilateralismo ni el aislacionismo son soluciones sostenibles en la actualidad. Tendrá también que tener en cuenta que las instituciones capaces de gobernar la actual realidad global no podrán dar la espalda a los nuevos equilibrios de fuerza que ya han emergido y que, además, han mostrado gran sintonía con el programa del nuevo Presidente electo. Ciertamente el multilateralismo tendrá que imponerse como línea estratégica de la política exterior estadounidense. Las guerras de Irak y Afganistán han demostrado que la supremacía militar no se traduce siempre en victoria política.

No olvidemos, al pensar en posibles decisiones (la inquietud y el pesimismo generalizado respecto al cómo) que la elección de Barak Obama ha sido propiciada, entre otros factores, por un cambio generacional y sociológico y que, lógicamente, estos habrán de pesar a la hora de poner en marcha políticas y estrategias. Grandes son las expectativas y grandes los retos económico-políticos. El 20 de Enero de 2009 está ya a la vuelta de la esquina.

Colectivo de profesionales andaluces

vicenteplural@hotmail.es

  • 1