sábado, 31 octubre 2020
10:18
, última actualización
Local

Otra pésima imagen

Dicen que en fútbol todos los equipos a lo largo de la temporada tienen una de esas actuaciones que les gustaría desterrar y parecía que el Betis esa imagen la había tenido ya en el partido copero ante el Mallorca. Lamentablemente tres días después vuelve esa triste, dura y amarga cara en el partido que disputó...

el 15 sep 2009 / 21:44 h.

Dicen que en fútbol todos los equipos a lo largo de la temporada tienen una de esas actuaciones que les gustaría desterrar y parecía que el Betis esa imagen la había tenido ya en el partido copero ante el Mallorca. Lamentablemente tres días después vuelve esa triste, dura y amarga cara en el partido que disputó y perdió frente al Recreativo de Huelva.

Caras largas. Las caras de los responsables técnicos, las de los dirigentes y el monumental enfado de los aficionados que en gran número habían acudido a Huelva eran los suficientemente clarificadoras para determinar lo que había hecho su equipo en el terreno de juego del Nuevo Colombino. Y es que jugando como lo ha hecho el Betis en Mallorca en la Copa y en la Liga en Huelva será muy difícil que abandone las zonas preocupantes y más aún, tendrían que venir muchos refuerzos y cambiar totalmente el equipo para que las cosas tuvieran otro color, porque si esta semana todo sigue igual, no le extrañe a ustedes que Chaparro deje el banquillo verdiblanco, porque su crédito va a depender mucho de lo que sea capaz de conseguir en la Copa ante el Mallorca.

Un remate. Dejar solo constancia de un remate al poste en un tiro de Sergio García mediada la segunda parte, un paupérrimo balance. Bien es verdad que tampoco pasó muchos apuros por el fútbol atacante del Recreativo pero hay situaciones en las que hay que intentar cuanto antes enmendar errores y no ir dejando pasar los minutos para hacer bueno un insuficiente empate a cero y terminar al final por un error en cadena con derrota, por el gol de Camuñas. Llegan horas difíciles para el Betis y para Chaparro. Eliminar al Mallorca no es ninguna hazaña pero los futbolistas y Chaparro saben que su futuro dependerá de lo que pase el miércoles en la Copa.

  • 1