miércoles, 22 septiembre 2021
12:27
, última actualización
Local

Plan de choque, oportunidad para agilizar

El alcalde presentó ayer al Gobierno el uso que dará a los 123 millones de euros del plan estatal contra la crisis impulsado por el presidente Zapatero. En una simple estrategia de adición política, Monteseirín ha unificado el dinero extra del Gobierno, las nuevas aportaciones de la Junta y el Plan de Inversiones municipales en los presupuestos de 2009...

el 15 sep 2009 / 19:48 h.

El alcalde presentó ayer al Gobierno el uso que dará a los 123 millones de euros del plan estatal contra la crisis impulsado por el presidente Zapatero. En una simple estrategia de adición política, Monteseirín ha unificado el dinero extra del Gobierno, las nuevas aportaciones de la Junta y el Plan de Inversiones municipales en los presupuestos de 2009 para presentar con todo boato un "plan extraordinario de inversiones" que asciende a 330 millones de euros y prevé crear más de 7.000 empleos canalizados a través de los 253 actuaciones que se pondrán en marcha.

En ese plan, el ayuntamiento incluye proyectos congelados -pese a su reiterado anuncio- como la construcción de los pasos subterráneos del Tamarguillo, San Lázaro y Bueno Monreal, así como la ampliación del tranvía y la rehabilitación de la Gavidia. Si hacemos caso al compendio de proyectos, podemos colegir que Monteseirín habrá desatascado de un plumazo gran parte de los proyectos que se han convertido en un clásico incumplimiento en sucesivos mandatos. La llegada de la inversión estatal está marcada por unas estrictas condiciones de plazos tanto en la adjudicación como en la ejecución de las obras, por lo que muchas de las iniciativas planteados no podrán ajustarse a los requerimientos del Gobierno.

Quizá por eso, el Ayuntamiento no ha concretado cuáles de esos proyectos serán financiados con los fondos estatales, disfrazando la demora con la intención de implicar a los agentes sociales en los mismos. En cualquier caso, ya es un avance que el alcalde se comprometiera ayer públicamente a cumplir los plazos de estas actuaciones cuando no hace mucho subrayaba que esos mismos plazos no eran una prioridad. Es deseable que el ayuntamiento acierte en la gestión de los fondos, los invierta en los proyectos más adecuados al interés general y cumpla los plazos, lo que le devolverá, sin duda, la credibilidad perdida en fallidos anuncios anteriores.

  • 1