lunes, 18 enero 2021
22:51
, última actualización
Local

PSOE y PP devuelven a las cajas al epicentro de la guerra política

PSOE y PP devolvieron ayer a las cajas al epicentro de la pelea política con acusaciones sobre "presiones" y utilización de las entidades para "desgastar" al contrario. La campaña de Arenas contra las subastas de tesorería ha desencadenado el rechazo de las cajas. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 19:48 h.

TAGS:

I.M. / M.U.

PSOE y PP devolvieron ayer a las cajas al epicentro de la pelea política con acusaciones sobre "presiones" y utilización de las entidades para "desgastar" al contrario. La campaña de Arenas contra las subastas de tesorería ha desencadenado el rechazo de las cajas.

El pacto de estabilidad del sistema financiero sellado por PSOE y PP a raíz de la gran batalla por la fusión de las cajas sevillanas ha dado buenos resultados y ha permitido una última etapa en la que las cajas han salido de las páginas políticas y han vuelto al papel salmón. Eso admiten los dos principales partidos.

Socialistas y populares conviven en paz en los consejos de administración, hasta ahora. Las cajas vuelven a estar tocadas por la bronca en un momento de crisis muy delicado. Según el PSOE por una estrategia emprendida por el PP. Según el PP, por la "utilización" que la Junta hace de las cajas y las "presiones" que ejerce. En mitad de esta guerra tanto el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía, Santiago Herrero, como los responsables de UGT, Manuel Pastrana, y CCOO, Francisco Carbonero, mostraron su "gran preocupación" y exigieron "mayor responsabilidad".

Subastas. La Federación de Cajas de Ahorro de Andalucía, que reúne a Unicaja, Cajasol, Caja Granada, Caja Jaén y Cajasur, suscribió una resolución que pide a la Junta que reanude las subastas de puntas de Tesorería. La petición desacredita la dura estrategia del PP contra esas operaciones y responde a la decisión de la Consejería de Economía de suspender la última subasta prevista y poner el dinero (unos 1.800 millones) en el Banco de España.

El vicepresidente segundo y consejero de Economía, José Antonio Griñán, aseguró ayer que no hay "inconvenientes" en reanudar esas subastas, aunque dejó claro que también a la Junta le va quedando poca liquidez por la crisis. Griñán ordenó suspender esas operaciones como le pidió el PP en el Parlamento. Los populares practican el acoso al consejero de Economía y piden su dimisión.

Es cierto que el PP lo reclamó, también que el Gobierno nunca hace lo que dice la oposición. El vicesecretario del PSOE-A, Luis Pizarro, avaló la decisión de Griñán de suspender las subastas como "acertada" para desmontar las acusaciones del PP de intereses "espurios". "Arenas tiene un discurso joseantoniano, de doctrina falangista criticando a los banqueros como si votaran al PSOE cuando su ideología es más del PP", aseguró.

Pizarro negó tajantemente que hayan existido "presiones" y "llamadas" desde el PSOE o la Junta a las cajas y tendió la mano al PP para que haya "diálogo". Pese al desmentido, el líder del PP-A tildó de "lamentable" la "presión e intimidación" del Gobierno a las cajas. Lleva 20 días, dijo, recibiendo llamadas que lo denuncian.

Después de que lo suscribiera Cajasur, Unicaja celebró ayer un consejo de administración en el que su presidente, Braulio Medel, no llevó como punto del orden del día la petición a la Junta de más subastas. El presidente de Caja Granada, Antonio Claret, aseguró que sí informará al consejo. Fuentes de varias cajas dijeron que es "opinable" que el consejo deba pronunciarse sobre una decisión adoptada por sus dirigentes en la Federación de Cajas.

  • 1