Menú
Cultura

Ramón David Morales y sus 'mochilas para cruzar el paisaje'

Catorce mochilas y catorce pinturas de paisajes. Ramón David Morales da una vuelta de tuerca a su relación con la naturaleza en Mochilas para cruzar el paisaje, su última apuesta expositiva, en la que ahonda en metáforas universales como el camino, el viaje, el tránsito y el destino. Foto: El Correo

el 15 sep 2009 / 20:24 h.

Catorce mochilas y catorce pinturas de paisajes. Ramón David Morales (Sevilla, 1977) da una vuelta de tuerca a su relación con la naturaleza en Mochilas para cruzar el paisaje, su última apuesta expositiva, en la que ahonda en metáforas universales como el camino, el viaje, el tránsito y el destino.

La exposición es, pues, como sigue: "Mochilas para cruzar el paisaje gira en torno a una serie de catorce mochilas y catorce pinturas de paisajes". Parece sencillo. Sin embargo, "las pinturas, por contra, no hacen referencia a un punto geográfico concreto. Podríamos hablar de símbolos universales que asociamos de forma inmediata a paisajes límite: la nieve, el desierto, la montaña, el mar, el volcán, la ciudad, la noche, la cueva, el atardecer..." Lo explica el propio artista sevillano, quien fuera fundador de SaladeStar, uno de los espacios expositivos donde se han dado a conocer algunos de los creadores sevillanos más importantes de su generación.

En su salto hacia otras salas (ya ha expuesto en espacios como Cavecanem y La Caja China), Morales vuelve a indagar en su relación con el medio natural, regresa a su pintura paisajística, pero en esta ocasión, entendiendo la naturaleza como la ventanilla abierta de un viaje. "El camino ha sido entendido tradicionalmente como metáfora de la vida. Y a la inversa, la vida como imagen de cualquier manifestación artística. El caminante, aquel que recorre los caminos, es quien crea los paisajes. Y en esa travesía, la maleta y la mochila representan dos formas distintas de tránsito. La primera: el transporte. La segunda: el viaje a pie. Un viaje no entendido como destino, sino como experiencia", explica el artista sobre sus obras, que pueden verse en la capital hispalense desde el pasado 6 de noviembre.

Asimismo, el autor explica que Mochilas para cruzar el paisaje está relacionada con el cuadro Buenos días señor Courbet y con las imágenes de los pintores románticos del siglo XIX. A ellos podemos sumar, el concepto Land Art -el camino como expresión artística- o "las experiencias excursionistas de Hamish Fultón, un artista caminante que declaró: 'Mi obra concierne la experiencia de caminar", explica.

La muestra refleja, además, los tres grandes temas de la pintura: el bodegón (en la mochila), el paisaje (en obras pictóricas) y la figura (porque las mochilas están construidas a escala humana, hay ausencia de figura).

Y es que, parafraseando al crítico sevillano Jesús Reina, el trabajo de Morales "incorpora distintos estilos y épocas para fabricar algo original y diferente. Las referencias existen, pero es necesario buscarlas. En su obra el paisaje es símbolo, límite y concepto pleno de referencias universales y personales".

  • 1