sábado, 14 diciembre 2019
01:17
, última actualización
Local

Sevilla y la Unesco

el 28 jun 2012 / 19:39 h.

TAGS:

Hemos conocido con satisfacción que la XXXVI Sesión del Patrimonio Mundial de la Unesco no ha incluido en la Lista de Patrimonio Mundial en Peligro al conjunto de edificios declarados en 1987 como Patrimonio de la Humanidad.

 

Era una de las pretensiones que Icomos proponía para esta sesión, cuando en las sesiones anteriores de Sevilla (2009), Brasilia (2010) y Paris (2011) nunca se contempló tal posibilidad, entre otras razones porque nunca la Catedral, el Alcázar y el Archivo de Indias, han estado en peligro por desidia, abandono, conflicto bélico o catástrofe natural.

Los detractores de la Torre Pelli, apoyados por Icomos-España pretendieron, sin acierto, que la Torre Pelli no estaba amparada por la legalidad urbanística y patrimonial, y que habría un impacto negativo y directo sobre los tres monumentos protegidos y sobre su entorno inmediato. Tras demostrarse todo lo contrario, los detractores de la Torre "salieron" del recinto amurallado y de la Zona de Amortiguamiento para plantear un impacto adverso sobre el "territorio de transición" entre la Ciudad Histórica y la Aglomeración Metropolitana de Sevilla.

Sevilla y la UNESCO han ganado mucho en esta 36 Sesión celebrada en San Petersburgo. Ha ganado también el Derecho aplicado y basado en la legislación existente, tanto las Normas y Criterios vigentes para el propio Comité del Patrimonio Mundial, como la legislación española y autonómica. Ha prevalecido la seguridad jurídica que sustenta la ejecución del complejo edificatorio, aumentando la confianza y la autoestima que tanto necesitamos todos en estos momentos.

Se ha demostrado que esa presunta autoridad de Icomos, con perfiles de prepotencia técnica estaba basada en una posición caprichosa y arbitraria frente al ordenamiento jurídico que todos debemos respetar. No es momento para recordar el daño que se le ha inferido a la ciudad de Sevilla y a sus autoridades democráticamente elegidas, la tensión ciudadana creada desde enfrentamientos artificiales y el desgaste personal y político de algunos sevillanos que amparados por su responsabilidad y libertad de opinión han tenido que soportar críticas y desprecios. Ha imperado la sensatez, la cordura y el realismo.

Dos cuestiones merecen la pena ser destacadas, la tarea pendiente y el trabajo del alcalde de Sevilla Juan Ignacio Zoido. Quiero felicitar y reconocer el esfuerzo desarrollado y el logro conseguido por nuestro alcalde. Enhorabuena y gracias es lo que quiero transmitirle desde el respeto institucional y desde esta tribuna pública, reconociendo la distancia que nos separa ideológicamente. El trabajo por Sevilla y la compatibilidad que supone la defensa de los tres monumentos con la ejecución de la Torre Pelli ha sido el gran éxito de esta Sesión del Comité del Patrimonio Mundial.

Respecto a los trabajos pendientes. He tenido la oportunidad de participar, redactar documentos y opinar durante los últimos años ante el Estado Miembro, el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía, y en debates ciudadanos abiertos, no todos respetuosos con la posición favorable hacia la Torre Pelli, y he formado parte del

Comité de Expertos y de Redacción de Documentos oficiales. Tengo la satisfacción de que con la Resolución que todos esperábamos en esta XXXVI Sesión se posibilitará seguir trabajando por Sevilla, su patrimonio a preservar y el territorio a desarrollar.Sevilla ha pasado de ser un Centro Histórico, corazón de su área Metropolitana, a un complejo conjunto urbano que configuran muchos municipios. En estos momentos Sevilla no es sólo su Centro Histórico, su conjunto amurallado y su expansión urbana del siglo XX, apoyada por las Exposiciones del 29 y del 92. Es también su espacio metropolitano, creado y conformado por realidades económicas, sociales, políticas y culturales diferentes. Reconocer esa realidad, y aceptarla para mejorarla, es una obligación colectiva que merece ser pensada para debatir el modelo de ciudad futura desde el respeto al pasado.

Como tarea pendiente, y como así se ha recordado en las últimas Sesiones del Comité, es necesario acelerar los Planes Especiales del Conjunto Histórico y propiciar un debate sobre la relación entre los Bienes Declarados y la arquitectura contemporánea en los conjuntos urbanos y en sus espacios colindantes.

Estamos de enhorabuena todos. Gracias a Sevilla. Gracias a la Unesco.

  • 1