domingo, 26 septiembre 2021
04:49
, última actualización
Economía

Un año para la prudencia

Todo apunta a que 2009 será un año aún más complicado que el que acaba. Los malos datos macroeconómicos -recesión incluida para medio mundo- y la volatilidad de los mercados hacen que los expertos opten por la prudencia. No es tiempo de arriesgar. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 20:22 h.

Todo apunta a que 2009 será un año aún más complicado que el que acaba. Los malos datos macroeconómicos -recesión incluida para medio mundo- y la volatilidad de los mercados hacen que los expertos opten por la prudencia. No es tiempo de arriesgar.

Por esta razón, la renta fija y los grandes valores -en el caso de la renta variable, esto es, la bolsa- son las principales recomendaciones de los expertos para el inversor conservador en 2009 ante la previsión de que los mercados internacionales continúen azotados por la volatilidad y por los malos datos macroeconómicos.

Los analistas advierten de que el año que ya llega será complicado y que se debe optar por la prudencia y configurar una cartera con renta fija y variable, centrada en grandes valores.

Aseguran que no es el momento de desinvertir para aquellos que cuenten con una gran cartera en bolsa, sino de esperar a que los mercados remonten. Eso sí, aconsejan deshacer parte de las posiciones si recupera algo el mercado, sobre todo en valores financieros. En cualquier caso, los analistas insisten en que el mercado es ahora más impredecible que nunca y que 2009 estará muy marcado por la recesión, por lo que es más difícil configurar una buena cartera a salvo de los vaivenes.

El responsable de gestión de Inversis Banco, Fernando Hernández, destaca que la renta fija corporativa puede verse beneficiada en 2009, postura que comparte con el director general de Threadneedle para Iberia, Italia y Latinoamérica, Rubén García, que apuesta por los bonos del Gobierno a largo plazo y la renta fija emergente, y el director de Estrategia de UBS, Roberto Ruiz-Scholtes, que aboga por bonos corporativos, para los que prevé una rentabilidad de hasta un 20%.

Por el contrario, Ruiz-Scholtes no apuesta por la deuda pública a muy largo plazo, ya que, según explica, la rentabilidad no se mantendrá en el tiempo y la recuperación de los mercados permitirá a los productos de riesgo ofrecer una revalorización más alta.

En este sentido, Susana Felpeto de Atlas Capital, destaca que los inversores deben tener en cuenta que si el mercado de renta variable repunta ofrecerá mayores revalorizaciones que la renta fija. Y subraya que se puede encontrar "deuda atractiva" en empresas que no pueden obtener capital a través de ampliaciones y que realizan emisiones a un nivel interesante.

Los expertos vaticinan que 2009 no será el mejor año para invertir en renta variable si no se hace una buena selección de los valores. Fernando Hernández resalta que las bolsas no van a reaccionar hasta que los beneficios de las empresas empiecen a mejorar, e incluye entre sus recomendaciones sectores no cíclicos (farmacéuticas y telecomunicaciones como Nestlé, Novartis, Roche, Telefónica, Telecom Italia o Deutsche Telecom).

Rubén García apuesta por las telecomunicaciones, mientras que pronostica la peor evolución para finanzas, consumo y automóvil. Y Roberto Ruiz-Scholtes se centra en grandes valores como Telefónica, Iberdrola, REE, Inditex, BBVA y Santander.

  • 1