miércoles, 16 octubre 2019
02:27
, última actualización
Deportes

Un puesto que afecta a medio once

Al Betis ya sólo le queda un entrenamiento y no más antes de concentrarse y coger el autobús para ir a Nervión a jugar el derbi. A poco más de veinticuatro horas para el gran partido, la alineación verdiblanca sólo provoca una duda, pero afecta a un sinfín de futbolistas. Paco Chaparro no da pistas.

el 15 sep 2009 / 22:13 h.

L.A.L.

Al Betis ya sólo le queda un entrenamiento y no más antes de concentrarse y coger el autobús para ir a Nervión a jugar el derbi. A poco más de veinticuatro horas para el gran partido, la alineación verdiblanca sólo provoca una duda, pero afecta a un sinfín de futbolistas. Paco Chaparro no da pistas.

Sevilla amaneció ayer de chaparrón en chaparrón y la ciudad deportiva del Betis no se libró del agua, que dejó los dos campos de césped natural impracticables para el entrenamiento de un equipo profesional. Eso sirvió a Paco Chaparro para estrenar las nuevas instalaciones de hierba artificial, en las que ya se ejercitan varios conjuntos de la cantera pero que aún no habían sido empleadas por el primer equipo. La sesión, de nuevo a puerta cerrada, dio algún indicio de cuál puede ser la alineación que el trianero dibujará mañana en Nervión, pero a día de hoy todavía no hay nada definitivo.

La gran duda es quién acompañará a Mehmet Aurelio en el centro del campo. Al principio de la semana, las primeras probaturas apuntaban a la presencia de Emana junto al turcobrasileño, pero el cuerpo técnico ha recapacitado. El camerunés, que además está en su peor momento como verdiblanco, puede ser un peligro en una posición tan delicada, tan próxima a la meta de Ricardo. En principio, Emana mantendrá su plaza como segundo punta.

El segundo candidato a ocupar ese puesto, por orden de jerarquía, es Arzu, pero eso obligaría a Chaparro a retocar la defensa por su parte central, y el panorama para el técnico es el siguiente: Rivas perpetró un encuentro horroroso ante el Getafe, Melli desapareció hasta de la convocatoria y Lima, que ese día estuvo en el banquillo, casi no ha jugado en toda la temporada. Por tanto, los precedentes inducen a pensar que el entrenador dejará la zaga tal cual y que Rivera será el acompañante de Aurelio.

Si es así, todo lo demás queda ya algo más claro, aunque no del todo. En teoría, sólo en teoría, Chaparro colocará todo su potencial ofensivo sobre el césped sevillista para romper la pésima racha del Betis en el Pizjuán. Se trata de cuatro futbolistas: Emana, Sergio García, Mark González y Oliveira. Sólo hay un motivo de incertidumbre: ¿dónde se situaría Sergio? La única posición plausible es la de interior derecho. En ese caso, el sacrificado es Damiá.

Para acabar de perfilar estos detalles, el técnico tiene hoy el último entreno, de nuevo a puerta cerrada. Después comparecerá ante la prensa, pero seguramente no dé la lista. Lo más normal es que se lleve a todos los futbolistas disponibles al hotel y haga la criba definitiva el mismo día del partido.

  • 1