martes, 22 octubre 2019
22:03
, última actualización
Local

Una ráfaga de viento derriba una vivienda en San Juan Bosco

Una vivienda de la avenida San Juan Bosco se desplomó ayer a causa de una ráfaga de viento, según las primeras hipótesis. El suceso, aunque no causó heridos, sí provocó daños materiales, además de dar un buen susto a los vecinos, que vieron cómo demolieron a la tarde la parte del inmueble que aún quedaba en pie.

el 15 sep 2009 / 22:14 h.

TAGS:

Una vivienda de la avenida San Juan Bosco se desplomó ayer a causa de una ráfaga de viento, según las primeras hipótesis. El suceso, aunque no causó heridos, sí provocó daños materiales, además de dar un buen susto a los vecinos, que vieron cómo demolieron a la tarde la parte del inmueble que aún quedaba en pie.

Los servicios de emergencia de la localidad recibieron en torno a las 16.00 horas una llamada que alertaba del derribo de parte de una casa deshabitada de dos plantas, ubicada en el número 47 de esta importante avenida de la localidad. Según el relato de un testigo del derrumbe, una intensa ráfaga de viento le hizo perder el equilibrio y, tras escuchar un fuerte estruendo, se giró pensando que se trataba de un accidente de coche. Pero la realidad era otra: una vivienda se había derrumbado. Afortunadamente, no había mucho tráfico en la zona ni tampoco pasaban los estudiantes del cercano colegio de los Salesianos.

Tras recibir la llamada, los operarios de la Policía Local, Guardia Civil y Bomberos fueron de inmediato al lugar de los hechos y, en primer lugar, comprobaron el estado en que había quedado el inmueble. Junto a ellos, también se desplazaron a la zona el concejal de Obras del Ayuntamiento, José Antonio López León; el arquitecto municipal, Manuel Lima; y otros técnicos y operarios del Consistorio utrerano.

El incidente provocó que gran parte del techo y las paredes de la planta alta se desprendiese y los escombros ocupasen toda la calzada. Por ello, los agentes cortaron el tráfico de vehículos y peatones en la avenida, en su tramo entre las calles Arenal y Juan Domínguez. También quedó afectado el suelo de la primera planta por el derrumbe.

Tras acudir los responsables municipales y valorar el estado en del inmueble, decidieron derribar el resto de la planta superior y la parte de fachada afectada al ser "peligrosa" para los ciudadanos, según señaló el responsable de los servicios de emergencia, Juan Diego Carmona. Para ello, emplearon varias grúas, que trabajaron hasta las 20.00 horas. Tras dejar la zona vallada y libre de escombros, reabrieron el tráfico.

En los bajos del edificio había un local propiedad de Macarena Salvago, que lo empleaba a modo de almacén. La mercancía allí alojada se vio afectada por el derrumbe. Macarena explicó a este respecto que hace un tiempo notó que empezaba a ceder la pared, lo que le hizo trasladar su tienda de telefonía al un local anexo".

El propietario de la vivienda afectada, José Salvago, explicó que ésta tenía más de un siglo de antigüedad. "La fachada la arreglamos y pintamos hace poco y teníamos redactado un proyecto para edificar nuevas casas en el solar, pero se paró debido a la crisis en el sector inmobiliario", dijo.

Sobre las causas que pudieron provocaron el siniestro, los técnicos barajan la posibilidad de una ráfaga intensa de viento, aunque no descartan que haya influido también el estado de este viejo inmueble o la ejecución de unas obras en el solar anexo.

  • 1