viernes, 07 mayo 2021
18:41
, última actualización

Ante los ERES´s que llegan al sector bancario

Image
27 abr 2021 / 07:21 h - Actualizado: 27 abr 2021 / 07:25 h.
"Editorial"
  • Nadia Calviño. / EFE
    Nadia Calviño. / EFE

TAGS:

El Gobierno de España ha pedido al Banco de España que tome medidas para que los sueldos de los grandes ejecutivos de la banca no sean disparatados mientras que, al mismo tiempo, llegan unos ERE’s que afectarán a miles de personas. Esta es una postura que podría parecer lógica y justa si no fuera porque es absurda dada la posición del Gobierno dentro de todo el entramado que se ha construido con la fusión de CaixaBank y Bankia.

Serán muchos los que queden en situación de desempleo, serán muchas las oficinas que cierren para siempre y, por tanto, los ciudadanos serán afectados por las nuevas medidas que llegan con la fusión. La banca está en pleno proceso de cambio y evolución y esto era algo que estaba previsto. Lo tenía anotado en la agenda el Gobierno al dar luz verde para que la operación se produjese dado que el sector pedía entidades fuertes y solventes.

El Estado es propietario del 16 por ciento del nuevo banco y, desde el primer momento, el Gobierno ha sabido qué iba a pasar puesto que forman parte del Consejo de Administración a través del FROB. El Gobierno no puede incidir sobre los sueldos de los banqueros y nada puede hacer. Lo único que deben intentar los ministros de Sánchez es evitar un desastre mayor para todos los que en unos meses estarán esperando su turno en la oficina del SEPE. Cualquier otra cosa supone una postura falta de sentido e inservible.


Edictos en El Correo de Andalucía