jueves, 22 abril 2021
17:16
, última actualización

La necesaria legislación para los nuevos avances científicos

Image
23 mar 2021 / 07:23 h - Actualizado: 23 mar 2021 / 07:29 h.
"Ciencia","Editorial"
  • La necesaria legislación para los nuevos avances científicos

La creación, por parte de la Humanidad, de embriones a partir de células simples de un donante, tiene como objetivo mejorar los conocimientos médicos y aliviar cualquier tipo de sufrimiento que sufran hombres y mujeres de todo el mundo. No hay nada más detrás de esos esfuerzos que se realizan a diario y que están tan olvidados a causa de la pandemia que sigue asolando el mundo entero. Las enfermedades congénitas, las enfermedades raras, las causas de la infertilidad o una posible forma de enfrentar al cáncer, son las causas de estudios que no se están fomentando ni apoyando en muchos lugares del mundo.

Sea como sea, los legisladores y los juristas se encuentran en el dispadaredo puesto que es necesario una regulación urgente que evite desórdenes futuros en el ámbito científico y, al mismo tiempo, un marco legal absurdo que no permita avanzar en las investigaciones en curso.

El último avance nos deja la creación de embriones humanos de una semana, imperfectos a todas luces y que nada tienen que ver con un feto humano. Pero si continúan las investigaciones se podría encontrar la forma de conseguir mayor grado de perfección y un resultado más parecido al que se busca. Por tanto, la bioética debe colocarse al frente de todos estos procesos para animar a legisladores y juristas que tienen la obligación de encontrar las vías más razonables. Hasta ahora, lo único que se hace con rigor es no estudiar más allá de los 14 días de vida la evolución de embriones, y esto es algo bastante discutible puesto que esos 14 días parecen ser la frontera que separa lo que es mera investigación de un ser humano en plenitud.

Es necesario un avance legislativo urgente y que tenga un horizonte adecuado y flexible para no coartar estudios que podrán ser fundamentales para muchos seres humanos.


Edictos en El Correo de Andalucía