viernes, 07 mayo 2021
21:17
, última actualización

La Santa Sede concede un año jubilar por los 450 años de la hermandad de Aguas Santas de Villaverde del Río

Se extenderá desde el 22 de septiembre de 2021 – aniversario de las primeras reglas fundacionales – hasta el 21 de septiembre de 2022

05 abr 2021 / 13:49 h - Actualizado: 05 abr 2021 / 14:02 h.
"Escultura","Patrimonio","IAPH","Solidaridad","Día de la Natividad de la Virgen"
  • La Virgen de Aguas Santas en su custodia procesional el 8 de septiembre (Foto: Hermandad de Aguas Santas de Villaverde del Río / Manolo Porfirio P. G.)
    La Virgen de Aguas Santas en su custodia procesional el 8 de septiembre (Foto: Hermandad de Aguas Santas de Villaverde del Río / Manolo Porfirio P. G.)

La hermandad de Nuestra Señora de Aguas Santas, Patrona de Villaverde del Río, celebrará a partir del próximo mes de septiembre un año jubilar con motivo del 450 aniversario de la aprobación de las primeras reglas fundacionales. La Santa Sede ha respondido de forma positiva a la petición del Arzobispo de Sevilla para la concesión de este año de gracia a la corporación mariana y a la localidad.

La Penitenciaría Apostólica ha concedido este año de gracia para su celebración entre el 22 de septiembre de 2021, fecha en la que se abrirá la puerta santa como inicio del jubileo y en la que se cumplen los 450 años de la fundación de la hermandad. El año santo se extenderá hasta el 21 de septiembre de 2022, cuando se clausurará. La hermandad se encuentra inmersa en la preparación del programa de actos y cultos con el que conmemorará la fundación de facto de la corporación, hecho que se verá completado con este año jubilar.

La Santa Sede concede un año jubilar por los 450 años de la hermandad de Aguas Santas de Villaverde del Río
Primer plano de la Virgen de Aguas Santas (Foto: Hermandad de Aguas Santas de Villaverde del Río)

Se ha estimado la antigüedad y la devoción a la Virgen de Aguas Santas

Según ha informado la hermandad, el prelado hispalense, monseñor Juan José Asenjo, solicitó la concesión de este Año Jubilar “estimando no solo la antigüedad de la hermandad, sino la devoción que la imagen de la Santísima Virgen de Aguas Santas despierta entre sus fieles y devotos”.

Si bien hay constancia de la existencia de tres hermandades en 1565 – en Villaverde, Sevilla y Alcalá del Río – la hermandad de la Virgen de Aguas Santas de Villaverde del Río se constituyó el 22 de septiembre de 1571 con la aprobación de sus primeras reglas fundacionales. La corporación rinde culto a una imagen de la Virgen, bajo la advocación de Aguas Santas, hallada en el término municipal de la localidad.

Escultura gótica de 11 centímetros

Se trata de una escultura gótica, datada entre los siglos XIII y XIV, de 11 centímetros de altura que representa a la Madre de Dios con el Hijo sobre su rodilla izquierda. Realizada en terracota fina y tamizada, estofada y policromada, es revestida con sayas y mantos bordados, así como con ráfaga y corona, y expuesta sobre una rica peana. La Virgen de Aguas Santas, según refiere la corporación, es “patrona desde tiempo inmemorial”, Alcaldesa Perpetua de Villaverde del Río desde 1960. Restaurada recientemente por los técnicos del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH), la Virgen fue coronada canónicamente por Bula Pontificia en 1979.

La Santa Sede concede un año jubilar por los 450 años de la hermandad de Aguas Santas de Villaverde del Río
Procesión de la Virgen de Aguas Santas en su paso de tumbilla (Foto: Archidiócesis de Sevilla)

Su fiesta principal se celebra el día de la Natividad de la Virgen, el 8 de septiembre, cuando – tras celebrarse la función principal por la mañana – recorre a partir de las 22.00 horas la práctica totalidad del pueblo expuesta en su paso custodia de plata. El cuarto domingo de mayo se celebra la Romería del Convento, la peregrinación hasta la ermita situada en el lugar donde se apareció la imagen, donde en tiempos estuvo el convento franciscano que la custodió hasta la exclaustración y traslado definitivo de la Virgen a la parroquia del pueblo. Se trata de una de las romerías más antiguas de Andalucía, de la que ya hay noticias en el año 1500.

Un año jubilar, según se explica fuentes católicas – supone un tiempo de gracia en el que se promueve la fe, la solidaridad y, por supuesto, la reconciliación. Los hermanos y devotos de la Virgen de Aguas Santas, así como los católicos en general, podrán ganar la indulgencia plenaria – el perdón de todos los pecados – peregrinando hasta el altar jubilar, que en este caso estará presidido por la Patrona villaverdera, y llevando a cabo la confesión sacramental, la comunión eucarística y la oración por las intenciones del Sumo Pontífice.


Edictos en El Correo de Andalucía