Menú

Ya puede beberse el agua en El Castillo de las Guardas

La Consejería de Salud y Consumo ha levantado las restricciones impuestas a finales de julio en el núcleo principal por contaminación por trihalometanos

08 ago 2022 / 13:28 h - Actualizado: 08 ago 2022 / 13:32 h.
"Diputación de Sevilla","Limpieza","Contaminación","Agua"
  • Vista de El Castillo de las Guardas.
    Vista de El Castillo de las Guardas.

Tras 10 días de restricciones, el agua en El Castillo de las Guardas vuelve a ser apta para el consumo humano. Tras los resultados favorables en las últimas analíticas, la Consejería de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía ha levantado las limitaciones impuestas el pasado 29 de julio, cuando se detectó contaminación del agua por trihalometanos.

A través de un bando de alcaldía se ha informado a la población en la mañana de este lunes de que el agua del grifo vuelve a cumplir los

parámetros exigidos para poder ser bebida. Según se indica en la comunicación, rubricada por el alcalde, Gonzalo Domínguez, “se puede hacer uso habitual de este suministro para el consumo humano y alimentación”. Usos hasta ahora prohibidos, sustituyéndose por agua embotellada repartida por el consistorio y aportada por la Diputación de Sevilla.

Altas temperaturas, sequía y bajo caudal

La causa de las restricciones, que por segunda vez en lo que va de verano se han impuesto tanto en la localidad como en sus pedanías, ha sido la alta concentración de trihalometanos en el agua corriente. Estas sustancias orgánicas, volátiles y tóxicas se generan por la reacción entre la materia orgánica que transporta el agua con el cloro usado en las potabilizadoras para su tratamiento. Las altas temperaturas, la sequía y el bajo caudal parecen estar detrás de su aparición en el agua suministrada a El Castillo de las Guardas y sus pedanías el pasado mes de junio y en el núcleo principal en un segundo episodio de contaminación registrado hace poco más de una semana.

El levantamiento de las restricciones no es óbice para que desde el Ayuntamiento se siga trabajando para solventar esta problemática que tanta molestia ha supuesto para los vecinos en momentos de temperaturas extremas. Según explica el regidor castillero en el bando de este lunes, “continuaremos las gestiones con las diferentes administraciones para dar una pronta solución”. Del mismo modo, desde el consistorio se seguirá “tomando muestras a diario, para garantizar que los niveles de trihalometanos estén correctos”.

Ayuda de la Diputación de Sevilla

En este sentido, desde las primeras restricciones por contaminación del agua el Ayuntamiento ha dedicado todos sus recursos disponibles, técnicos y humanos, a la búsqueda de soluciones. Desde la limpieza de depósitos y conducciones al reparto de agua embotellada para evitar el perjuicio a los vecinos.

Del mismo modo, se pidió ayuda de forma urgente a la Diputación de Sevilla, una petición que ha sido respondida por la administración supramunicipal, que invertirá más de 5 millones de euros en la localidad para asegurar tanto el suministro como la calidad y salubridad de las aguas proporcionadas. Las inversiones, a corto y medio plazo, contemplan tanto la mejora y modernización de las instalaciones de suministro, bombeo, tratamiento, depuración y almacenamiento como el aporte de agua a los embalses de los que se sirve la localidad para que el abastecimiento de calidad esté asegurado.


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos