sábado, 19 junio 2021
19:59
, última actualización
Observatorio taurino

Nuevos aforos y nuevas expectativas

La Junta de Andalucía ha abierto la mano en torno a los aforos de las plazas de toros aunque la puesta en marcha de estas medidas apenas tendrá incidencia en las ferias previstas para mayo

10 may 2021 / 12:42 h - Actualizado: 10 may 2021 / 12:44 h.
"Observatorio taurino"
  • Nuevos aforos y nuevas expectativas

El gobierno andaluz ha flexibilizado –por fin- las rígidas condiciones de aforo que regían hasta ahora para celebrar una corrida de toros al Sur de Despeñaperros. Se trataba de mandar al garete el célebre metro y medio reconvertido en abismo que obligo a ‘suspender’ para septiembre el ciclo primaveral que había preparado la empresa Pagés en la plaza de la Maestranza después de un delirante y evitable saniete. ¿Las medidas llegan tarde? Seguramente. Pero al menos llegan bien. A la Junta sólo se le pedía que se mojase, decidiera, gobernara y tomara una decisión asumiendo todas las consecuencias. Ha tenido que llegar el dudoso fin del estado de alarma para que cambie la situación y se abra la mano sin correr riesgos políticos. Se les habría agradecido que echaran la pata para adelante. Mucho.

Se trata, en definitiva, de poner en marcha el verdadero motor del negocio: la celebración de corridas de toros. Lo demás viene después. El BOJA de este sábado señala, negro sobre blanco, esas nuevas condiciones que nos podrían conducir, si el personal no se desmanda, hasta la definitiva normalidad. Eso sí distintos porcentajes y distancias de seguridad están sujetos a los sucesivos niveles sanitarios. En el caso de Sevilla, que permanece en nivel tres, seguiría rigiendo el dichoso metro y medio. Pero conviene afinar bien el tiro: los vaivenes sanitarios obligarían a las empresas taurinas a asumir ciertos riesgos a la hora de organizar un espectáculo poniéndole velas a todos los santos para que no cambie el nivel sanitario de la provincia o territorio en cuestión entre el anuncio y la fecha prevista.

Pero vamos a los datos concretos: las plazas de toros podrán abrir al 60% de su capacidad en nivel 1; en el nivel 2 se podrá vender la mitad del taquillaje y en nivel 3 no se podrá superar el 40% del aforo total del recinto y seguiría rigiendo el metro y medio de rigor. El espectáculo sería inviable en nivel 4, donde no se admitiría la entrada de público.

Tarde para Córdoba, imposible en Jerez

En Córdoba, con nivel 2, se permite desde el pasado viernes ese aforo del 50% de la capacidad del inmenso coso de Ciudad Jardín, unos 7.000 espectadores que rebasan con mucho las 3.000 localidades dispuestas después de aforar la plaza de toros en función del traído y llevado metro y medio. Las nuevas medidas han sido publicadas en coincidencia con las fechas previstas para la feria de Jerez, aplazada al mes de julio buscando el incierto amparo de los veraneantes de las costas de Cádiz. El aplazamiento se produjo a raíz del frustrante encuentro del pasado 28 de abril. Las autoridades –con Bendodo a la cabeza- rogaron a Matilla que aplazara. Es lo que hizo. ¿Se podría haber celebrado las dos corridas en las fechas tradicionales? Pues eso.

Mientras tanto, José María Garzón contaba horas y apuraba plazos para poder ampliar el aforo del coso de Los Califas. Con esa premisa había acudido a la reunión de San Telmo pero allí no se pudo sacar nada en claro. Todo quedaba en el limbo... Quedaba poco para poner el ‘No hay billetes’ para la corrida del próximo sábado –el duelo de Roca y Aguado- y quedaba un corto puñado de localidades para el vis a vis de Finito y Morante. Pero el gerente de ‘Lances de Futuro’ no ha podido beneficiarse directamente de esta ampliación de aforo.

Así lo aclaraba el empresario sevillano el pasado sábado hablando de la “imposibilidad” de reaforar la plaza en un plazo tan escueto –el primer festejo es este mismo viernes- después de ponerse en manos de la empresa especializada encargada de la venta de abonos y localidades. “Habría que devolver todos los abonos y entradas vendidos, reaforar la plaza que informáticamente conlleva aproximadamente 48 horas y volver a vender tanto los abonos como las entradas”, explicaba la propia empresa a través de un comunicado difundido el pasado sábado en el que aclaraba que, a pesar de haber puesto entradas sueltas a la venta, éstas no pueden interferir en las compras ya realizadas. Resumiendo: más allá de la satisfacción matizada y moderada por la puesta en marcha de estas medidas, en Córdoba apenas tendrán impacto. Ésa es la verdad...

Tres acontecimientos río arriba

Pero esta novedosa ‘Feria de los Patios’, que adelanta su celebración a las tradicionales fechas festivas que giran en torno a la devoción casi olvidada de la Feria de la Salud, se va a dar dejando en papel mojado los infundios y rumores. Y será, de nuevo, la primera plaza de toros de primera categoría que levante la persiana en el segundo año del covid. Atrás quedan unas intensas jornadas en las que no han faltado movidas de trastienda. Tampoco habrá televisión pero hay que remachar el dato: el ciclo, perfectamente enhebrado a la realidad taurina de la ciudad de los califas, se va a dar.

Dejemos en la orilla las presiones, la falta de margen de maniobra en torno a las medidas de la Junta y centrémonos en lo verdaderamente importante. El ciclo cordobés lleva implicados tres acontecimientos de distinto calado. El primero, la reaparición española de Andrés Roca Rey después de casi dos años de indeseada ausencia. El peruano también es coprotagonista del segundo, volviendo a anunciarse con Pablo Aguado después de aquel suceso del 10 de mayo de 2019 en Sevilla. El tercero, que tiene un cariz más nostálgico y local es la conmemoración del trigésimo aniversario de la alternativa de Finito de Córdoba. Un grupo de puretones que anduvimos entonces por allí volveremos a juntarnos, con treinta años más, la misma amistad y no sé si con alguna ilusión de menos; pero con las mismas ganas de toros. Reloj no marqués las horas...


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla