miércoles, 22 septiembre 2021
12:21
, última actualización
Local

'Con la cesión de mis fondos ganamos las dos partes'

La ciudad de Sevilla puede presumir de tener la mayor colección de cerámicas. La familia Carranza -propietaria de las piezas- y el alcalde rubricaron el contrato de cesión de este legado por veinte años tras años de negociación.

el 15 sep 2009 / 20:15 h.

TAGS:

La ciudad de Sevilla puede presumir de tener la mayor colección de cerámicas. La familia Carranza -propietaria de las piezas- y el alcalde rubricaron el contrato de cesión de este legado por veinte años tras años de negociación: "Aquí no ha habido ningún juego. Ha sido un acuerdo inteligente y satisfactorio para ambas partes", dijo Vicente Carranza.

Los niños de San Ildefonso no habían cantado el primer premio del sorteo de Navidad, cuando el alcalde recibía -en nombre de la ciudad- su particular Gordo navideño: los fondos de la colección Cerámicas, cuyas piezas se expondrán permanentemente en el Cuarto Alto del Almirante de los Reales Alcázares -las más antiguas, del siglo XII al XVIII-, y en el futuro Museo de la Cerámica de Triana -las obras más recientes, del siglo XIX al XX-.

La firma del contrato de comodato -figura jurídica que garantiza su devolución al final del periodo pactado con posibilidad de prórroga- entre Monteseirín, y Vicente Camacho y su esposa, Josefa García, ponía fin a años de debate que había llegado a enfrentar a los propietarios de la colección con varios representantes municipales.

Carranza quiso aclarar algunos detalles de la negociación. En una nota leída aseguró que "después de muchos años se ha llegado a un acuerdo inteligente y muy satisfactorio para ambas partes". Confesó que algunos le han dicho que había sabido esperar, aunque precisó: "El camino no ha sido fácil, pero el pasado hay que olvidarlo. Sólo tenía un camino: que estas cerámicas debían ser expuestas donde nacieron y le dieron vida los artistas trianeros", subrayó en su intervención.

El dueño de la colección remarcó en varias ocasiones que la entrega temporal se hace "sin contraprestación económica ni material para su familia", por lo que coincidió con el alcalde en que "el mayor beneficiario es el pueblo de Sevilla". Entre lágrimas, Carranza recordó a su hijo Miguel Ángel -que da nombre a los fondos- y confesó su pasión por este arte: "La cerámica de Triana es el gran amor de mi familia, sobre todo de mi hijo, un gran investigador y amante de las cerámicas. Su muestra permanente ha sido siempre mi sueño y mi ilusión".

Como "anticipo" del disfrute público de la colección, el alcalde y la familia Carranza inauguraron una muestra en la Avenida. La exposición estará hasta el día 6 de enero y exhibe fotos de gran formato de piezas emblemáticas como un panel de alicatado del XIV; un azulejo del XII-XIII; o una Sagrada Familia de hacia 1803, entre otros.

  • 1