martes, 22 octubre 2019
07:07
, última actualización
Local

De la fábrica al Parlamento

Cientos de trabajadores de Cerámicas Bellavista, acompañados por familiares y amigos, llegaron ayer hasta el Parlamento de Andalucía donde, en el pleno de la tarde, se leyó una declaración institucional apoyada por los tres grupos parlamentarios -PSOE, PP e IU- a favor de la conservación de sus empleos en Dos Hermanas.

el 15 sep 2009 / 22:29 h.

TAGS:

Cientos de trabajadores de Cerámicas Bellavista, acompañados por familiares y amigos, llegaron ayer hasta el Parlamento de Andalucía donde, en el pleno de la tarde, se leyó una declaración institucional apoyada por los tres grupos parlamentarios -PSOE, PP e IU- a favor de la conservación de sus empleos en Dos Hermanas.

Todavía era de noche cuando la marcha partió desde la fábrica de Cerámicas Bellavista. Unas 400 personas hicieron el recorrido completo hasta el Prado de San Sebastián, en Sevilla, lugar donde se les unieron otros muchos familiares, amigos, gente de los sindicatos, representantes de la factoría de Roca en Alcalá de Guadaíra e, incluso, los antiguos mineros de Boliden que a su paso por la Ronda Histórica hasta el Parlamento de Andalucía ocupaban los últimos puestos de la marcha.

Hasta cinco pancartas jalonaban la marcha que, junto con sus reivindicaciones y lemas como Ni un puesto de trabajo más perdido en Dos Hermanas o Cerámicas Bellavista no se cierra, llevaba hasta el registro de la cámara 20.000 firmas "para demostrar a las instituciones el apoyo que nosotros tenemos", en palabras de Juan Antonio Rodríguez, secretario del comité de empresa.

Sobre las negociaciones en marcha destacó que "el delegado provincial de Empleo, Antonio Rivas, está haciendo una labor encomiable", y mencionó el respaldo del regidor de Dos Hermanas, Francisco Toscano (PSOE): "Nos llama a menudo".

Igualdad. La principal reclamación de los trabajadores de Cerámicas Bellavista es que el expediente de regulación de empleo (ERE) sea temporal, como el propuesto para la fábrica de Roca -propietaria de Cerámicas Bellavista- en Alcalá de Guadaíra. "No entendemos la decisión del grupo porque tenemos otra factoría a 14 kilómetros y opta por cosas distintas", destacó el presidente del comité de empresa, Juan Carlos Cortés.

En este aspecto incidió también el secretario: "Todo lo que sea temporal estamos dispuestos a negociarlo". Sin embargo, la empresa continúa posponiendo las reuniones con los trabajadores, "desde el 8 de enero, pero al menos tenemos un interlocutor, aunque sea la Junta de Andalucía", afirmó en relación al contacto establecido entre el delegado provincial y Roca, y destacó la importancia de la manifestación de ayer "con objeto de pedir el apoyo de los partidos para poder negociar con más fuerza".

La esperanza es lo último que se pierde, y Miguel Ángel Gil, que lleva 14 años en la empresa, no desespera. "Estamos ahora en manos de la Junta de Andalucía porque la empresa no ha hecho nada en los últimos meses", declara. En cuanto a las diferencias con lo propuesto en Alcalá de Guadaíra, opina: "Son el doble que nosotros y, además, quizás el abuso es porque no nos llamamos Roca".

Tampoco le falta el ánimo al matrimonio formado por Manolo y Paqui. Él lleva 15 años en Cerámicas Bellavista. Es inspector de piezas. "Vamos a intentarlo por todos los medios, ya hemos estado en Barcelona y venimos de Dos Hermanas andando", dice. Tiene 50 años y lo que sabe "es este trabajo".

Ya en el Parlamento de Andalucía repartieron refrescos y agua mientras esperaban a que salieran los miembros del comité de empresa de registrar las firmas. Llegó la hora de volver.

  • 1