lunes, 20 septiembre 2021
02:00
, última actualización
Cultura

Goya se escribe con 'Pe'

El próximo domingo, la ceremonia de los Goya contará con la presencia de muchas estrellas del cine ibérico, pero será difícil eclipsar a la actriz española con más proyección internacional: Penélope Cruz. Foto: Ap Photo

el 15 sep 2009 / 21:56 h.

El próximo domingo, la ceremonia de entrega de los premios Goya contará con la presencia de muchas estrellas del cine ibérico, pero será difícil que ninguna eclipse a la actriz española con más proyección internacional de las últimas décadas: Penélope Cruz, a la sazón aspirante, una vez más, al Óscar.

Aunque maltratada en la última edición de los Globos de Oro -considerada la antesala de los Óscar-, donde se lo llevó todo su eterna rival, Kate Winslet, nadie sabe cómo vivirá Pe una candidatura a los Goya, algo así como una vuelta al terruño, y además en la categoría de actriz secundaria. Seguramente tendrá su encanto, pero donde se ponga Hollywood, que se quite Carlos Boyero.

Con cinco candidaturas y dos estatuillas en su haber -por Volver y La niña de tus ojos-, cabe imaginar que Penélope no tendrá que tomarse ninguna tila antes de la ceremonia. El caso es que todas sus oponentes también saben lo que es estar en el bombo de las quinielas, pero sólo una no ha alzado aún los tres kilos de la estatuilla: Tina Sáinz, que ya se quedó a las puertas en 2002 con Historia de un beso. ¿Será el momento para cumplir de una vez con una de las profesionales más respetadas de la industria española? Tal vez con este premio la Academia conseguiría, además, consolar a José Luis Garci y su Sangre de mayo de su escasa presencia en las votaciones finales.

En cuanto a los varones, el combate estará entre la veteranía de dos corredores de fondo de la interpretación, como Dauder y Egido, y la frescura de Fernando Tejero y el mexicano José María Yazpik. Los primeros vienen avalados, además, por películas que han sido aclamadas por la crítica y muy beneficiadas, de antemano, por las votaciones de la Academia. Si se tratara de hacer justicia, no cabe duda que la estatuilla iría derecha a las manos de Dauder, que en más de 25 años de carrera ni siquiera había logrado estar entre los finalistas.

Pero los Goya, se sabe, son caprichosos. Egido y Tejero tienen méritos para ampliar su palmarés, y quién sabe si Yazpik, como su compadre Diego Luna -que concurre en el apartado de Mejor actor- no contribuye a que los premios de este año sean los más cosmopolitas que se recuerdan, entre tanto Woody Allen, Elijah Wood y Benicio del Toro.

  • 1