Menú

Delitos estivales, lo más calentitos

Las ansiadas vacaciones, los rigores del calor y el escaparse de las rutinas para disfrutar de la vida escogen el verano. No olviden tomar precauciones para evitar grandes males

Juan-Carlos Arias jcdetective /
16 jul 2022 / 04:00 h - Actualizado: 16 jul 2022 / 04:00 h.
"Guardia Civil","In fraganti","Robos","Verano","Delincuencia"
  • Delitos estivales, lo más calentitos

Año tras año el Ministerio del Interior, a través de webs y redes sociales de Policía Nacional y Guardia Civil, alerta a la ciudadanía que el verano es una época donde aumentan algunos delitos mientras disminuyen otros La trasgresión tiene temporada y desconcierta al más tranquilo.

En las redes sociales podemos acceder fácilmente a contenidos donde se alerta de hurtos en aglomeraciones (festivales, transporte público, piscinas, playas, centros comerciales, etc...). Los distintos cuerpos policiales españoles atienden denuncias telefónicas y/o telemáticas. En verano las respectivas oficinas virtuales generan datos que pueden procesarse en varios idiomas. Los millones de turistas este 2022 igualarán, o superarán, las cifras del 2019. La virtualidad de las denuncias es una herramienta que se muestra sumamente útil. Es la primera noticia criminis que reciben los cuerpos de seguridad.

Además, Policía Nacional ha actualizado recientemente la denominada Oficina Virtual de Denuncias que ahora permite las presentar denuncias online en inglés, francés y alemán, además de en español. Esta innovación supone una mejora en la atención al turista cuando es víctima de alguna infracción penal. Para facilitar la redacción de la denuncia se han incorporado textos predictivos en el campo “descripción del hecho”. A través de ésta página https://denuncias.policia.es/OVD/ puede accederse a esta mejorada comisaría policial virtual.

Thank you for watching

El visitante dispone, además, del Servicio de Atención al Turista Extranjero (SATE). Ahí ayudan en la tramitación de denuncias, cancelación de tarjetas o conectarles con sus Consulados o Embajadas. El servicio está disponible en Madrid, Málaga, Marbella, Benidorm, Gandía, Manacor, Benalmádena, Playa de Palma, Ibiza, Estepona, Sevilla, Granada y Mahón.

Policía nacional lanzó hace antes de la pandemia un video con consejos que denominó #VeranoSeguro que se impulsó en sus diferentes perfiles de redes sociales y que reúnen más de 4.000.000 de seguidores. En los videos testimonian agentes del Cuerpo experiencias vividas en primera persona. Además, ofrecen consejos prácticos para que los visitantes extranjeros y españoles disfruten de sus vacaciones de forma segura.

Los guiones de los videos son fáciles de imaginar: Proteger el hogar de robos y asaltos cuando está vacío, vigilar las pertenencias en estaciones de tren, autobús, aeropuertos o a la llegada al hotel. Cómo hurtos, ahogamientos y extravíos de menores en playas y piscinas. También, proteger la privacidad y la seguridad del internauta en la Red y garantizar uso seguro de tarjetas bancarias ante TPV y cajeros. La idea sustancial es no ser víctima de los delincuentes.

Delitos estivales, lo más calentitos

La Guardia Civil, de su parte, colaboró en la campaña #Veranoseguro pero añadió originalidad en vídeos donde agentes de las Benemérita insistían en el lema ‘Ten cabeza’ para evitar la maldad de trasgresiones y actos propios. Seguidamente, damos pistas para evitar disfrutar de un verano de vacaciones, no de visitas a comisarías o ser víctima de la delincuencia. Los consejos se agrupan sobre las distintas posibilidades de ser víctima del delito:

ROBOS DOMICILIARIOS:

1. No informar de planes vacacionales a nadie, excepto círculo familiar.
2. No dejar señales de que la vivienda está desocupada.
3. Comprobar puertas y ventanas quedan bien cerradas.
4. Pedir a persona de confianza vaciar buzón de correo periódicamente.

LLEGANDO AL HOTEL O EN EL TRANSPORTE:

1. No perder de vista las pertenencias en ningún momento.
2. Utilizar caja de seguridad del hotel para objetos de valor y billetes.
3. No llevar bolso o mochila a la espalda; mejor cruzado o por delante. Y no llevar importantes cantidades de efectivo.
4. No confiar maletas a personas/empresas no debidamente acreditadas.
5. En automóviles, evitar objetos a la vista una vez aparcado.

EN PLAYAS, PISCINAS, FESTIVALES O AGLOMERACIONES:

1. Prestar atención al socorrista y banderas (playas) y cuidar de menores.
2. No llevar grandes cantidades de dinero y vigilar las pertenencias.
3. Identificar a menores con pulseras y/o contacto para casos de pérdida
4. En bares y restaurantes, no perder de vista las pertenencias. Y no dejar en la mesa o a la vista monederos, cartera, bolsos o móviles sobre la mesa o barra.

A BORDO DE VEHÍCULOS:

1. Desconfíe de personas que, con excusa, pretenden que bajes del vehículo.
2. Nunca dejar la llave puesta una vez que se abandona el vehículo.

EN REDES SOCIALES:

1. No compartir fotos, planes, fechas, ni lugares de vacaciones.
2. Elija, para alquiler vacacional, reservas de hoteles-turismo rural, billetes de avión, tren o bus páginas web seguras para evitar estafas.
3. Evitar el uso de WIFI públicas. Especialmente, para pagos, introducir datos personales y/o contraseñas.

El veraneo de los malos

A pesar de los consejos que sólo podemos plasmarlos por escrito para sensibilización social del problema de los delitos genuinamente veraniegos, los delincuentes toman posiciones.

Se sabe que entre mayo y junio preparan el terreno de sus fechorías. Recorren calles, avenidas y bloques buscando pisos vacíos o de los que se informan pueden atesorar bienes. A veces dejan señales en puertas o fachadas para después allanar el objetivo.

Las presas más apetecibles son las viviendas unifamiliares donde el ruido de la intrusión no lo oye el vecindario. Las urbanizaciones aisladas de zonas residenciales o bien fincas de recreo son robadas con métodos que causan pánico. En ocasiones, las mafias del este europeo que protagonizan estos ‘golpes’ asaltan los hogares con alguien dentro que les conduzca a cajas de caudales o donde se esconden dineros y joyas. La desocupación de la vivienda no es siempre una premisa para estos delincuentes.

En otras ocasiones, las bandas criminales eligen domicilios con moradores a sabiendas que maniatarlos y presionarlos les lleva al éxito del robo con fuerza. Este fue el caso que padeció en su propia casa el hoy ex Policía Local Casimiro Villegas, quien logró repeler con su arma el allanamiento y fue inexplicablemente condenado por el Tribunal Supremo a más pena que sus agresores y los de su pareja, también víctima del asalto.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos