jueves, 17 octubre 2019
02:49
, última actualización

Cortar por lo sano

Un documental financiado por la ciudadanía, empresas ambientales y ecologistas, da voz a los vecinos y vecinas de diferentes barrios de Sevilla y a expertos que critican el ‘arboricidio’ llevado a cabo en la ciudad de Sevilla, que lleva un saldo superior a los 4.000 árboles talados en menos de un año.

Ricardo Gamaza RicardoGamaza /
05 may 2019 / 07:53 h - Actualizado: 03 may 2019 / 15:57 h.
  • Cortar por lo sano
  • Cortar por lo sano
  • Cortar por lo sano

”No hay derecho”, se lamenta una señora mayor del barrio de La Florida. “Están vivos y no se los puede quitar porque molesten para una obra”, denuncia otro vecino de Nervión. “Esta calles desde que quitaron los árboles es un infierno en verano”, dice otra vecina que vive en la avenida Luis Montoto. Son algunas de las voces de la ciudadanía recogidas en el documental ‘Cortar por lo sano’ que mañana se proyecta en la Sala Duque CCOO de la céntrica Plaza del Duque de Sevilla a las 19 horas con entrada gratuita hasta completar aforo. Es el documental de ‘la guerra del árbol que desde hace más de un año enfrenta al equipo del alcalde sevillano Juan Espadas con las principales organizaciones ecologistas y ambientalistas de Sevilla y que ha llevado este asunto a los plenos municipales en una docena de ocasiones.

La Plataforma Salva tus Árboles Sevilla, que aglutina a personas de diferentes ideologías políticas, es la productora de este documental en el que hablan expertos como el arquitecto paisajista Ricardo Librero que adelantó, entre otros asuntos, las causas por las que el proyecto ambiental emblemático de Juan Espadas en la Avenida del Greco, iba a inundarse con las primeras lluvias, como así sucedió días después de la entrevista realizada para el documental.

“Llevamos un retraso de más de 40 años en estos aspectos”, revela en una de las intervenciones del documental que se estrena mañana, el ex director de parques y jardines de Sevilla, Pepe Elías. Este experto en zonas verdes urbanas señala la “improvisación” con la que se ha llevado a cabo la reposición de arbolado por parte del equipo actual. En ciudades como París, explica en una de sus intervenciones, hay 60 hectáreas de viveros públicos en los que se producen árboles que necesita la ciudad para que cuando se haga una tala necesaria se dispongan de árboles para reponer. En Sevilla, los viveros no se usan y la reposición de árboles se hace mediante contratos privados. En este sentido, las críticas se dirigen también a la repoblación llevada a cabo por el equipo del Gobierno municipal de Sevilla, basada en “palitos con hojas”, como define a los árboles jóvenes plantados una representante de la asociación de vecinos del barrio de los Remedios, que también revela el arboricidio llevado a cabo en su zona. Preciamente, como indican los expertos, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que debe haber un árbol por cada tres habitantes, se refiere a árboles con una copa de 36 metros, que nada tienen que ver con los 5.000 árboles jóvenes de los que presume el Ayuntamiento hispalense de haber plantado.

En todo caso, la desinformación en todo lo que ha rodeado el gran ‘arboricidio’ sevillano ha sido absoluta. Tanto en los plenos municipales, a los que ha recurrido la Plataforma Salva tus Árboles Sevilla haciendo uso de los turnos de intervención ciudadana, como en las preguntas realizadas o la solicitud de entrevistas. El director general de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Sevilla, Adolfo Fernández Palomares, que ya llevaba en su currículum un arboricidio anterior, cuando estuvo al frente del Parque del Alamillo, se ha negado a dar su versión en el documental. Tampoco ha querido dar el inventario de los árboles de Sevilla a la Plataforma o a las asociaciones que se lo han solicitado, pese a ser un documento público que indica el número y los datos de los árboles que hay en Sevilla. “A día de hoy ni siquiera sabemos cuantos árboles tiene Sevilla, porque nos niegan esa información”, explica Joaquín Guerra, un activista de la Plataforma.

En total, el paso de Juan Espadas por el Ayuntamiento va a finalizar con 4.000 árboles talados, de los cuales “muchos estaban vivos”, como indica Valle López-Tello, de la Plataforma Salva tus Árboles Sevilla. Las críticas ciudadanas ante la actuación política de talar los árboles de la ciudad tienen de fondo la privatización paulatina del servicio municipal de Parque y Jardines, que como se ve en el documental, han sido relegados a tareas de limpieza y a funciones sin importancia. Mientras, un macrocontrato millonario, de más de 15 millones de euros anuales se encarga de talar y podar los árboles de una Sevilla que poco a poco ha ido perdiendo sombra y cambiando el verde natural de sus parterres por el gris del cemento y el hormigón.

El documental recorre varios escenarios del ‘arboricidio’, donde recogen los lamentos del vecindario ante un modelo de ciudad que prima los centros comerciales y los establecimientos turísticos a costa de arrasar con la arboleda urbana y los espacios públicos. Un modelo de ciudad que dista mucho de las pretensiones políticas del actual alcalde, el socialista y ‘susanista’ Juan Espadas, de hacer de Sevilla la ‘capital verde’ europea. “Yo me río cuando dice eso este alcalde”, dice una vecina entrevistada en el documental, después de haber hecho un recorrido por la tala de árboles en el Parque de los Príncipes.

Tras su estreno mañana, el documental recorrerá varias salas sevillanas y centros vecinales, antes de lanzarse a un circuito de festivales de la mano de Ecoperiodismo, que ya logró con el polémico documental ‘Trileros del Agua’ del año pasado menciones internacionales en festivales ecológicos como Ecozine en Zaragoza, o el Festival Iberoamericano SURRealidades de Bogotá, donde compitió en la sección oficial, entre otros certámenes. El objetivo de ‘Cortar por lo Sano’ es que el ‘arboricidio’ perpetrado en Sevilla se muestre como ejemplo de una acción política que se está llevando a cabo en otras muchas ciudades.


  • 1