Menú
In fraganti

Infidelidad (II: descúbrala gratis siendo mujer)

Hombres e infidelidad es un binomio que une el sexo a parejas ajenas. La irrupción digital y aplicaciones de citas multiplicaron un fenómeno que tiene consecuencias devastadoras en muchas ocasiones

Juan-Carlos Arias jcdetective /
13 ago 2022 / 07:02 h - Actualizado: 13 ago 2022 / 10:17 h.
"In fraganti"
  • Infidelidad (II: descúbrala gratis siendo mujer)

Abordar la infidelidad masculina cuando se vive en pareja es fácil su acudimos a la socióloga norteamericana Alicia Walker. En su último libro Chasing Masculinity: Men, Validation and Infidelity descarta estereotipos sobre los hombres cuando tienen aventuras. Engañan, según se creía, por un apetito sexual insaciable difícil de resistir. Las tentaciones son más cercanas por la liberación de la mujer u hombres, pues la infidelidad entre gays es un tema recurrente.

La Dra. Walker entrevista en su libro a infieles masculinos. Todos condujeron su infidelidad a través de la plataforma Ashley Madison que fue hackeada y sus datos perfectos para la extorsión. La socióloga concluyó que el apetito sexual es secundario. Primaba el deseo de apoyo, validación y otras necesidades emocionales que su pareja principal no satisfacía

Antaño, muchas madres repetían a sus hijas que deben aguantar ante los cuernos, especialmente cuando hay hijos. Pero todo cambió. La infidelidad cabalga con sello propio. La monogamia parece algo rancio. El Derecho Canónico lo corrobora. Uno de los fines matrimoniales, según los juristas eclesiales, es el ‘remedio de la concupiscencia’. Es decir, atar corto al macho-alfa ante otras/os hembras/hombres tentadores/as.

Diez motivos de infidelidad masculina:

1. Problemas de comunicación y confianza en la pareja. Ambiente hostil.

2. Problemas sexuales en pareja. O sobra o falta, o hay demasiadas rutinas.

3. Falta de autoestima. Dedicación de la mujer a ser más madre que pareja.

4. Inmadurez. Muchos hombres no lo admiten, pero es de peso esa carencia

5. Búsqueda de nuevas sensaciones. Aventura versión masculina.

6. Mentiroso compulsivo o patologías de personalidad. No faltan ejemplos.

7. Salir del Agobio. Desempleo, ruina, enfermedad, luto y más ejemplos.

8. Poco apoyo. Orfandad personal.

9. Normalizar la infidelidad. La mujer debe comulgar con estas ruedas.

10. Venganza. Réplica a la aventura de la pareja, su familia o agravios.

El infiel es recomendable que lo hable. Para que el colapso, o la canita al aire, sea más leve. La sinceridad a tiempo salva muchas parejas. La infidelidad compartida con la pareja abiertamente ayuda a conocerse mejor, evaluar las razones y las aconsejables soluciones. Conocernos, además, evitar errores presentes y futuros. Reaccionar positivamente ante estos es esencial.

Pistas de infieles

Los hombres suelen ser más descuidados y poco meticulosos cuando comparten parejas. Además, el dicho popular repite que el dinero y el amor son difíciles de ocultar. Vayamos con algunas pistas para desvelar al infiel más clásico:

1. Cambios en la rutina. Comidas de trabajo, congresos, horas extras...

2. Estar pegado al teléfono, cambiar claves y alejarse para hablar.

3. Rechaza el sexo con la pareja, o es más fogoso de lo normal.

4. Cambios de comportamiento, descalificaciones a la pareja.

5. Más irritabilidad, insultos, silencios, agresividad.

6. Venganza. Ante aventuras previas de la pareja, agravios familiares

7. Adquirir nueva ropa, más higiene, afeitados y perfumes....

8. Adquirir regalos o duplicarlos ante la pareja.

¿Cómo arreglarlo?

Descubrir #Infraganti al infiel suele hacer muchas maletas y alentar regresos a la casa de los padres o alquilar pisos. El plan B suele contemplarse. La ruptura contenciosa, es decir, divorcio sin acuerdo traumatiza e implanta bandos familiares, hijos/as incluidos/as. La abogacía razonable, una terapia de la psicología o un detective que aclare dudas sobre donaciones secretas, dineros ocultos, insolvencias repentinas suele ser el guion de los conflictos más graves.

En estos temas, nadie sabe lo que depara el futuro. El presente ante la infidelidad suele ser explosivo a veces. El futuro, incógnita total.

Cuando hay hijos menores en el conflicto que deriva la infidelidad debe recordarse que son absolutamente inocentes de los desvaríos adultos. La moneda de cambio en los procesos de divorcio, la alienación parental, o satanizar al infiel como si fuera un delincuente suele tener efecto boomerang. El tiempo demuestra que cualquiera puede tener una mala tarde. La mente femenina difícil perdona a ‘la otra’, pero también sabe aplicar el talento para salvar el bienestar de sus hijos, si los hay, o conduce el engaño con resiliencia cuando ve más verde que rojo con quien decidió emparejarse tiempo atrás. Si hay ‘otro’ la cosa suele ser distinta.

Es cierto que las parejas se rompen ahora más que antes y con más rapidez. Los divorcios aumentaron en España en 2021 hasta los 93.505 (un 82% se pactó, sobre un 18% que precisó sentencia judicial), un 2,7% más que en 2020. Todo sobre los 157.000 matrimonios que se celebran al año.

La infidelidad pasó a ser una causa más en la ruptura. No es preciso invocarla para tramitar el divorcio judicial. Es más cuando hay hijos mayores de edad y pacto el divorcio puede tramitarse en notarías.


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos